Portavelas de papel

Portavelas de papel

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Portavelas de papel:la guía Westwing

Las velas son accesorios ideales para adornar rincones solitarios y oscuros, así como para crear un ambiente cálido y muy especial. En otras palabras, las velas son perfectas como opción decorativa y además, ocupan muy poco espacio. También es cierto que las velas aportan mucho encanto a una habitación, por lo que si además quieres que desprendan estilo, no te puede faltar un portavelas. En Westwing tenemos una solución práctica y sencilla: los portavelas de papel.

Los portavelas de papel son igual de decorativos que otros portavelas, pero con la diferencia de que éstos son muy económicos y puede hacerlos uno mismo fácilmente. Precisamente si disfrutas haciendo manualidades, no puedes perderte este artículo en el que te explicamos cómo hacer portavelas de papel paso a paso. No hay nada mejor que los objetos hechos por uno mismo. ¡Déjate inspirar por Westwing y sigue los consejos de nuestros expertos!

DECORA TU CASA CON PORTAVELAS DE PAPEL

Coge tus velas y portavelas de papel y decora todo tipo de espacios y muebles: cómodas, recibidores, mesas auxiliares, encimeras. Además, también puedes combinarlos con flores naturales y figuras decorativas y crear un estupendo centro de mesa. ¡Hay miles de posibilidades con portavelas de papel!

PORTAVELAS DE PAPEL DIY

En Westwing te enseñamos en un abrir y cerrar de ojos cómo hacer un portavelas de papel. ¡No inviertas en caros artilugios! Sólo necesitas los siguientes materiales:

  • Cartulina de colores
  • Hoja de papel
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Foami
  • Vela de té
  • Vaso de vidrio
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Chincheta

Si ya has tomado nota y dispones de todo lo que necesitas, es hora de ponerse manos a la obra. ¡Vamos allá!

  1. Coge el lápiz y haz un boceto del adorno que quieres que tenga tu portavelas en una hoja de papel. ¡Deja volar tu imaginación!
  2. Cubre un vaso de vidrio con la cartulina y córtala. Tú decidirás qué medida deseas.
  3. Coge dos trozos de foami o goma eva y ponlos uno sobre otro y, a a continuación, la cartulina. Coloca sobre ella el dibujo que has realizado. Únelo todo con dos clips en las esquinas.
  4. Puntea y marca el dibujo con una chincheta y mucho cuidado.
  5. Coge la cartulina, que ahora tendrá el dibujo, y pega los dos extremos con cinta adhesiva.
  6. Por último, coloca tu vela dentro del portavelas de papel. No te olvides de introducirla primero en un vaso de vidrio.

Si buscas una opción decorativa sencilla y que puedes personalizar tú mismo, te recomendamos los portavelas de papel. ¡Da rienda suelta al manitas que llevas dentro!