31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

alfombra persa

Los persas y las alfombras

Si bien no se conoce con exactitud el origen de las alfombras, algunos hallazgos indican que los Pazyryk, un pueblo nómada que habitaba la zona entre Mongolia y Siberia ya 500 años antes de nuestra era, ya conocían la confección de alfombras y las utilizaban como elemento decorativo. No obstante no fue hasta que la cultura persa floreció, que las alfombras vivieron su auge y se perfeccionaron las técnicas. Su llegada a Europa no se produjo hasta el siglo XIII cuando los mercaderes comenzaron a introducir alfombras persas a países como Italia u Holanda, donde pintores como Giotto o Van Eyck las inmortalizaron dejando claro la llegada de las alfombras persas a Europa.

alfombras con un estilo persa

Características de las alfombras persas

alfombras, estilo persa

Las alfombras persas suelen tener un diseño similar entre ellas y por lo general son fácilmente distinguibles. Todas las alfombras persas se caracterizan por una tendencia a la simetría y por seguir unos patrones similares entre ellos.

Las alfombras persas suelen estar tejidas en telas con tonos terrosos y naturales como ocres, rojizos y pardos. Luego tienen dos bordes por el contorno de la alfombra, un borde exterior y otro borde interior formando un rectángulo más pequeño. Dentro del recuadro interior se dibujan cuatro salientes en las esquinas y en medio un medallón redondo que es el motivo central de la alfombra persa.

Los recuadros centrales de las alfombras persas suelen estar decorados con estampados y motivos orientales. Un patrón para el estampado de las alfombras persas muy habitual son los diseños de cachemira, es decir, esas formas pequeñas con apariencia de bacterias o amibas, que tan de moda están últimamente.