31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

Alfombras a medida

Contenido

  • Acertar con la medida justa para tu alfombra
  • Tipos de alfombras a medida
  • Los lugares clave para este tipo de alfombras
  • Confecciona tu alfombra con diseño personalizados

¿Sabías que una alfombra puede ser como un traje hecho a medida para tu espacio? Ya sea para el salón, el comedor, el pasillo o los dormitorios, puedes crear una alfombra que se ajuste, al milímetro, a tus necesidades.

Alfombras a medida

Acertar con la medida justa para tu alfombra

En el salón: tienes tres opciones. La primera, que la alfombra cubra toda la composición de muebles y la sobrepase. La segunda, que la alfombra cubra la parte delantera de los muebles; la opción adecuada cuando uno de los sofás o sillones está pegado a la pared. Y tercera, que la alfombra ocupe solo el centro de la composición; idónea para espacios mini.

En el comedor: la alfombra debería cubrir todo el conjunto de la mesa y las sillas, considerando siempre el movimiento normal de éstas con las personas sentadas cómodamente. Es decir, la alfombra no puede terminar justo detrás de las patas de las sillas, sino que debe permitir que alguien la mueva y se siente. Por lo general, la alfombra debería ser entre 50 y 70 centímetros más grande que la mesa, por cada lado. Además, lo ideal es que haya un espacio de por lo menos 45 centímetros entre el borde de la alfombra y la pared. Otro consejo: la alfombra debería seguir la forma de la mesa. Si la mesa es redonda, la alfombra igual, por ejemplo.

En la cocina: una alfombra vinílica a medida te salvará de muchos disgustos en el suelo de la zona de trabajo. Mide exactamente el área de la zona de trabajo, fuegos y aguas y cubre el pavimento para protegerlo y, de paso, decorarlo.

En el dormitorio: toma el principio de la cama como base para colocar el inicio de la alfombra. La primera opción es cubrir la base de la cama y mesitas en su totalidad, sin invadir pasillos u otras piezas de mobiliario. Otra alternativa es colocar la alfombra desde la mitad de la cama hasta el final. O, por último, utiliza una pequeña alfombra en uno de los laterales de la cama o en los dos. Sin cubrir las mesitas de noche y sin sobrepasar la cama.

Si todavía tienes dudas y no sabes qué tamaño de alfombra necesitas exactamente, haz esto: marca el espacio que crees que debería cubrir la alfombra con una cinta adhesiva en el suelo. ¿La superficie queda bien? Entonces toma las medidas y listo.

Alfombras a medida

Tipos de alfombras a medida

Las firmas fabricantes de alfombras a medida poseen extensos catálogos para facilitarte la elección de tu pieza ideal. Si estás pensando en encargar una alfombra a medida, lo primero será elegir el material de la superficie, como fibras naturales, lana, algodón, acrílicos, fibras sintéticas o vinilo. Y después el acabado y ribete.

La libertad creativa que ofrecen las alfombras a medida es única y, al no ser un producto estandarizado, puede que te cueste un poco más. El material y la dificultad en la confección serán realmente los factores más determinantes en este sentido.

  • Alfombras a medida de fibras naturales: las hay de fibras vegetales y animales, de sisal o de lana. Las primeras destacan por ser sostenibles y estar muy de moda. Las alfombras de lana y moquetas poseen una gran elasticidad y calidez.
  • Alfombras a medida de fibras sintéticas: son resistentes y duran mucho tiempo. Los modelos de mayor calidad imitan a la perfección las fibras naturales, pero con todas las ventajas de los materiales de última generación.
  • Alfombras vinílicas a medida: son lavables y extraordinariamente resistentes, lo que hace posible su uso como alfombras de exterior o alfombras para la cocina. Repelen el polvo y los pelos de los animales y presentan una gran resistencia al uso y al paso del tiempo.

Los lugares clave para este tipo de alfombras

Sobre todo hay dos zonas de la casa que suelen demandar alfombras a medida:

  • Alfombras de exterior a medida: entre los usos más comunes para alfombras a medida se encuentra el de su emplazamiento en la terraza o jardín. Son aquellas que por sus características técnicas, tales como resistencia a la luz solar, al agua o a los cambios de temperatura, pueden emplearse tanto en el exterior como en el interior. Como los exteriores suelen tener espacios más irregulares o menos estandarizados, las alfombras a medida son su gran solución.
  • Alfombras de pasillo a medida: lo mismo pasa con los pasillos, que no suelen contar con medidas estándar. Así que si deseas una cobertura total o parcial de tu zona de paso, lo mejor es que optes por una alfombra personalizada.

Confecciona tu alfombra con diseño personalizados

La principal ventaja de las alfombras a medida es que puedes confeccionarlas de manera totalmente personalizada, no solo escogiendo las medidas exactas sino, además, otros aspectos como el material de las fibras, el ribete o el color. ¡Conviértete en diseñadora de alfombras para tu casa!