31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

Alfombras para el salon

Contenido

  • ¿Qué tipo de alfombra necesita tu salón?
  • Los materiales más top para alfombras de salón
  • Cómo limpiar y mantener perfecta tu alfombra
  • Las tendencias en alfombras de salón

¿Qué tipo de alfombra necesita tu salón?

Alfombras para el salon

La función de una alfombra en el salón no solo es decorativa, sino que da calidez a los suelos de una estancia donde sentirse acogido y relajado el esencial. Además, una alfombra puede delimitar la zona de reunión, separándola visualmente del comedor, si comparten espacio. Así pues, la presencia de una alfombra en tu salón está más que justificada. Para saber qué tipo de alfombra va mejor en esta zona, nos tendremos que fijar en los siguientes parámetros:

  1. El tamaño importa: lo primero que tendrás que hacer es coger el metro y tomar medidas, para que tu alfombra se adapte perfectamente al espacio. Piensa que debe quedar proporcionada respecto a la sala y los sofás, sobresaliendo unos centímetros por cada lado, dejando de 15 a 20 cm de suelo visto en su perímetro. Truco: para tener una referencia visual precisa, usa cinta de pintor en el suelo para delimitar el espacio que ocupará la alfombra.
  2. Formas: cuadradas, rectangulares, redondas… todo dependerá del espacio donde la vayas a colocar. Si la distribución de tu sofá, mesa de centro y mueble para el televisor deja un perímetro central rentangular, la alfombra deberá ser de esta forma. Las redondas se adaptan a todo tipo de ambientes, pero suelen delimitar solo el margen central del salón, a no ser que sean muy grandes. Siempre es mejor fijar la alfombra bajo sofás y chaise longues, para que queden bien sujetas y no se muevan o levanten su bordes. Todas las patas de nuestros muebles deberían quedar por encima de la alfombra, por lo menos las patas delanteras de nuestros sofás y butacas.
  3. Diseños: una vez tomadas las medidas, es hora de escoger su estilo. Para ello, debemos tener en cuenta la decoración general del salón, para que coordine con el mobiliario y el resto de textiles, como tapizados y cortinas. Si predominan los estampados, elige una alfombra lisa para no recargar el ambiente. Si abundan los tejidos lisos, escoge una alfombra con estampado de flores, geométrico, colores vivos… ¡Tienes licencia para innovar! Y así crearás un nuevo foco de atención en tu sala, que se llevará todas las miradas. Si tu salón es de tamaño pequeño-mediano, te aconsejamos que optes por un modelo liso y claro, ya que de este modo lograrás más amplitud y luminosidad.
  4. ¿Pelo largo o pelo corto? La longitud del pelo de tu alfombra también es determinante. Las de pelo largo son más adecuadas para salones invernales, donde es importante un buen aislamiento térmico del suelo, ya que suelen ser más cálidas y mullidas. Si vives en una zona de clima mediterráneo, las de pelo corto bastarán para lograr dicha sensación de confort. Además, estas últimas no necesitan tanto mantenimiento como las de pelo largo, que pueden ser un auténtico atrapapolvo y se tendrán que aspirar varias veces a la semana.

Los materiales más top para alfombras de salón

En este sentido, hay una primera cuestión que deberás plantearte: ¿naturales o sintéticas? Pues dependerá del uso que les quieras dar y del presupuesto que tengas. Las de fibras naturales suelen ser más delicadas y costosas, aunque su tacto es inigualable.

  • Alfombras de lana para el salón: al ser un eficaz aislante térmico las convierte en idóneas todo el año, no solo en invierno. Ya sean de pelo corto o largo, son una gozada para vista y tacto, gracias a su textura suave incomparable. La gran variedad de colores y diseños de este tipo de alfombras te lo pone fácil a la hora de decorar; desde blancas hasta de todo tipo de colores mediante tintes naturales. Una alfombra de lana natural puede durar hasta tres veces más que una sintética. Los primeros meses reclama más atenciones, como pasar el aspirador más a menudo, pero una vez pasado este periodo, tendrás alfombra para años y años. Lo único que se le podrá reprochar a una alfombra de lana es que se debe llevar a la tintorería si se desea lavar con cuidado y en profundidad. Si está hecha a mano, no habrá otra igual.
  • Alfombras de algodón: son cómodas y funcionales. Al ser tan fresquitas, resultan ideales para los meses de verano. Lo único que tienes que tener en cuenta es que su poco peso exige que coloques debajo una base antideslizante. ¡Ah! Y fíjate que sean lavables en la lavadora, porque este hecho te será ultra cómodo.
  • Fibras naturales: cada vez más de moda, las puedes encontrar de esparto, sisal, coco, rafia, yute, bambú, madera, algas… y hasta papel entretejido, con acabados muy atractivos. Al ser naturales, son sostenibles, aunque sensibles al roce.
  • Sintéticas: los materiales plásticos como el PVC, el polietileno o el vinilo se emplean para realizar alfombras de todo tipo. Son resistentes a las manchas y a la humedad y una de las mejores opciones para las alfombras de salón exterior, pues no se estropean con la exposición al sol o la lluvia. ¡Además puedes elegir entre muchos colores y formas!
  • Alfombras de vinilo para el salón: dentro de la categoría de sintéticas, destacamos las vinílicas, realizadas en un tipo de plástico  más ligero y resistente, porque son prácticas, bonitas y fáciles de limpiar. Con estampados que recuerdan al de las baldosas hidráulicas, por ejemplo, transforman los suelos de tu casa.
  • Los kilim: son las alfombras orientales más conocidas. Se confeccionan con hilos de algodón, de lana, hilos de seda o pelo de animal mezclado con la lana. Están tejidas de forma plana, sin pelo, por lo que resultan mucho más ligeras. Mejor colócale una malla antideslizante en su parte inferior para evitar que se desplacen.

Cómo limpiar y mantener perfecta tu alfombra

Para mantener una alfombra de tejido natural basta con aspirarla una vez por semana. Eso sí, si se mancha, deberás actuar con rapidez. Lo primero que debes hacer es eliminar los restos con papel absorbente. Limpia desde el borde hacia el centro y nunca uses una esponja muy mojada: puedes hacer que la mancha se expanda. Y ojo con los muebles, porque sus patas pueden marcarlas, así que ve girándola de vez en cuando para evitar el desgaste en la misma zona.

Las sintéticas precisan una aspiración más frecuente pero se manchan menos o, por lo menos, son más fáciles de limpiar, ya que no son tan delicadas.

Las tendencias en alfombras de salón

Este año se llevan las alfombras modernas para el salón con estampados de estilo étnico, motivos geométricos regulares o no, las tipo kilim, las de fibras naturales, las de lana o algodón con colores en degradado tie dye… Y, como no, las lisas o con estampados vegetales, que siguen vigentes.