,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

Alfombras de trapillo

Contenido

  • ¿Qué son las alfombras de trapillo?
  • ¿Qué aguja usar para hacer alfombras de trapillo?
  • Tipos de alfombras de trapillo
  • Alfombras de trapillo originales

La fiebre por el DIY (do it youself) o lo handmade ha despertado piezas decorativas tradicionales como las alfombras de trapillo. Nada más personal y exclusivo que este tipo de textiles redondos, en mosaico tipo patchwork, hexagonales, con motivos infantiles, de flecos y con una gran variedad de formatos para personalizar espacios como el estudio o el cuarto de juegos.

Alfombras de trapillo

¿Qué son las alfombras de trapillo?

Son alfombras confeccionadas con trapillo, un material que procede del reciclaje de telas, cortado en tiras finas. Económico, ecológico y muy fácil de trabajar, el denominado “trapillo” es perfecto para realizar muchos tipos de manualidades, entre ellas la confección de una alfombra. Si no eres especialmente manitas, no te preocupes: existen alfombras de trapillo que se venden confeccionadas y que transmiten un estilo boho chic a los espacios.

Para hacer formatos de trapillo grandes, lo mejor es usar el que viene en bobinas u ovillos (tirelas), ya que son tiras de tela pareja que dan mucho de sí.

El trapillo se puede trabajar con dos agujas pequeñas y gruesas denominadas XXL, con una aguja de crochet e incluso con las manos para proyectos más sencillos.

¿Qué aguja usar para hacer alfombras de trapillo?

Para este cometido se suele usar una aguja específica parecida a la de crochet, y está disponible en una gran variedad de grosores, desde la que es tan fina como una aguja de coser hasta otras que superan los cinco centímetros de grosor y que se suelen usar para tejer cuerda. En el caso del trapillo, lo habitual es utilizar las que van de los 10 a los 16 milímetros.

*Truco: para acertar con el grosor prueba primero con una tira del trapillo en el gancho de la aguja. Si sobra mucho espacio es porque la aguja es demasiado pequeña. Lo ideal es que el trapillo rellene perfectamente el hueco del gancho.

Alfombras de trapillo

Tipos de alfombras de trapillo

Hay muchas formas y técnicas para realizar alfombras de trapillo. La mayoría de fórmulas vienen marcadas por la forma que queramos darle a nuestra pieza, así como por el aspecto de la misma. Distinguimos esencialmente cuatro:

  1. Redondas: las más populares son las que tienen forma redojnda y se hacen con aguja. El punto de partida es realizando un ‘círculo mágico’ o ‘aro deslizado’, que en crochet se usa como inicio de los tejidos redondos. Existen tutoriales online que explican el paso a paso de esta técnica que, aunque a prioiri puede parecer un tanto complicada, como es cuestión de práctica hasta adquirir la interioruzación de la técnica. Busca patrones e inspiración por internet hasta dar con el modelo deseado.
  2. Hexagonales: el hexágono es una forma geométrica que está de moda en decoración. Desde azulejos para suelos y cocinas a estampados de ropa de cama. Pues si te va esta forma, puedes hacer alfombras de trapillo cuya base se forme mediante hexágonos, que podrán ser de colores diferentes y hasta de medidas distintas. Lo primero que deberás hacer es tejer los hexágonos con el trapillo y después coserlos todos entre sí hasta componer la alfombra. Se empieza tejiendo un anillo mágico, a continuación se hacen seis cadenetas y finalmente se dan seis puntos altos dentro del anillo.
  3. Alfombras de trapillo trenzado: es un mecanismo tan sencillo como hacer trenzas. Utiliza unas pinzas para sujetar tres tiras de trapillo por un extremo y comienza a hacer la trenza. Cuando tengas varias hechas, cóselas entre sí para formar la alfombra.
  4. Alfombras de trapillo con nudos: si no quieres usar agujas de ganchillo, entonces opta por la fórmula con nudos. Para hacer este tipo de alfombras necesitarán una malla plástica (puedes encontrarla en cualquier sección de jardinería). Corta el trapillo en tiras de unos 10 milímetros y átapolos a la malla hasta cubrirla por completo mediante sencillos nudos.

Alfombras de trapillo originales

Para lograr una alfombra de trapillo infantil, superpon varios círculos de diferentes tamaños y únelos entre sí hasta crear una forma determinada, como un oso o unas alas de ángel.

Las tipo patchwork, en las que se unen piezas distintas entre sí hasta dar con un conjunto divertido y único, son ideales para ambientes de estilo boho. Encontrarás patrones gratuitos navegando por la red.

Y lo dicho, si lo tuyo no son las manualidades y temes que te pueda quedar un “churro”, pues opta por las alfombras de trapillo ya confeccionadas, que dulcifican los ambientes y resultan confortables, alegres y acogedoras.


,