árbol artificial

Contenido

  • ¿Qué hay que tener en cuenta al comprar un árbol artificial?
  • Ventajas de un árbol artificial
  • Cómo se limpia un árbol artificial

Cuando se acerca la Navidad, la casa comienza a llenarse de magia y espíritu navideño. Si eres un amante de la decoración navideña, en tu casa seguro que no faltará un buen árbol de Navidad. Sin duda, el árbol de Navidad es uno de los grandes protagonistas de la casa. Aporta luz, calidez, y encanto al salón, y a cualquier rincón de la casa donde quieras añadirlo. Pero, ¿cuál elegir? ¿Un árbol artificial o natural? Con los años solemos elegir un árbol artificial. Dura muchos años, y se conserva en perfecto estado. Pero antes de comprar un árbol artificial te enseñamos algunos trucos básicos para elegir el más idóneo.

árbol artificial

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar un árbol artificial?

Como cualquier elemento decorativo navideño, lo primero que hay tener en cuenta es el gusto personal. Hay árboles artificiales de diferentes estilos, tamaños, colores, etc. Estos son algunos de los detalles a tener en cuenta a la hora de elegir el árbol de Navidad:

  • Tamaño. Parece algo obvio, pero antes de lanzarnos a comprar un árbol artificial de forma online es importante tener claro de cuánto espacio disponemos y medir si es necesario. Si no tenemos esto en cuenta podemos encontrarnos con un árbol demasiado pequeño, o por el contrario, con algo tan grande que resulte hasta incómodo.
  • Estilo. Hay árboles artificiales para todos los gustos. Desde árboles más clásicos, con efecto nieve, minimalistas, irregulares, o muy frondosos. Elige el árbol de Navidad que mejor acompañe la estética de tu casa.
  • Color. No solo hay árboles artificiales en color verde, también en blanco, y otras tonalidades menos naturales, pero igual de originales.
  • Presupuesto. Esto es otro punto importante, y que influirá en la elección final de nuestro árbol de Navidad.

Ventajas de un árbol artificial

  1. No hay mantenimiento. Con un árbol de Navidad artificial te olvidarás de regar, barrer las hojas y, en definitiva, de estar pendiente si se puede estropear o no.
  2. Durabilidad. Los árboles artificiales de Navidad duran varios años. De hecho, si el árbol es de calidad, puede llegar a durar hasta más de 10 años.
  3. Fácil de guardar. Es una de las grandes ventajas. Y es que, si vas a usarlo durante varios años, lo podrás guardar fácilmente en su caja. Estos árboles son muy fáciles de montar y desmontar, y además ocupan poco espacio.

Cómo se limpia un árbol artificial

¿De qué sirve tener un árbol de Navidad espectacular si no está limpio? La limpieza del árbol de Navidad es importante, tanto antes de las fiestas, como posteriormente. Para ello necesitaremos un plumero, un cubo, jabón líquido, un paño, una toalla, y un spray para el polvo. Ahora solo tendrás que seguir estos pasos:

  1. Cubre el suelo con una toalla para que no se manche con los productos.
  2. Saca la base del árbol para limpiarla y hazlo suavemente con la ayuda de un spray para el polvo y un paño.
  3. Una vez esté hecho este paso, es hora de limpiar cada hoja. Para ello hay que llenar un cubo con agua tibia y rellena con un poco de jabón líquido.
  4. Introduce el paño en el cubo y pásalo por las hojas con cuidado.
  5. Retira posteriormente el exceso de jabón con un poco de agua y seca.
  6. Termina de limpiar el árbol con un poco de spray para el polvo.