banco de terciopelo chester

Contenido

  • Un banco azul la mar de decorativo
  • Las posibilidades de un banco

Un banco es un elemento que tiene cabida en cualquier lugar de la casa. Tanto en interior como en exterior, este tipo de asiento siempre esconde alguna sorpresa. Bien sea porque tenga almacenaje o porque nos ayuda a crear un rincón único. Un banco azul puede ser el complemento perfecto para tu decoración. Regístrate en Westwing y encuentra en nuestra guía de estilo todos los consejos de vanguardia que necesitas para hacer tu casa única.

Un banco azul la mar de decorativo

Un banco azul puede ser ideal a la hora de dar el último toque a nuestra decoración. Ya sea de madera, metal o resina, se trata de un mueble que, por su color poco habitual, resultará muy llamativo según lo coloquemos. En una habitación infantil, por ejemplo, quedará muy divertido y te ayudará a almacenar los jueguetes de los más peques.

Busca un banco de este color que tenga almacenaje bajo el asiento y los pequeños podrán guardar juguetes voluminosos como pelotas y algunos muñecos. En el resto de la casa, un banco azul tendrá cabida en diferentes estilo. En la decoración boho chic quedará perfecto un gran banco de madera. Es importante que sea un azul vivo, casi acidulado. Coloca grandes cojines estampados en colores que resalten y el efecto será totalmente bohemio y elegante.

banco para recibidor

Las posibilidades de un banco

Otro de los estilos en los que un banco azul queda genial es la decoración mediterránea. Combínalo con una base en tonos blancos y arena, y coloca el banco azul en un lugar con protagonismo. Le dará un toque marroquí y exótico muy fresco y veraniego. En otro estilo totalmente diferente, también encajaría esta pieza. Por ejemplo, en la decoración contemporánea y minimalista. Elije un banco azul tapizado, sin brazos ni respaldo y en un tono oscuro. Podrás colocarlo bajo una ventana del salón.

Aportará un aire sobrio, sofisticado y muy elegante. Y, en el otro extremo, si hay algún tipo de decoración en el que encajen bien los muebles coloridos, esa es la vintage. Coloca un banco en la cocina, en la zona de comedor. Combínalo con una mesa de madera y sillas de diferente color. Se convertirá en el rincón ¡más divertido de la casa!. Pero no solo de interiores vive el hombre. Con un par de trucos conseguirás que un banco azul también sea el protagonista de tu jardín:

  • Recicla un viejo banco de madera y píntalo de azul turquesa. Sitúalo en un extremo de la terraza y úsalo para colocar encima y a los lados todas tus macetas. El azul resaltará bajo el verde de las plantas y conseguirás un efecto muy original.
  • Forra los cojines de un pequeño banco con estampado arabesco en tonos blancos y azules. Le dará a tu terraza un aire atlántico con mucho estilo.