butaca mostaza

Contenido

  • Cómo decorar con amarillo en el salón
  • Tipos de butacas amarillas
  • Butacas amarillas en el interior
  • Butacas amarillas en el exterior

Siempre que se piensa en la decoración de una casa, o estancia, se piensa en el color de las paredes, los suelos…pero, ¿y los muebles? También hay muebles en los que hay que creer a la hora de decorar ciertas zonas de la casa como puede ser un salón. Hablamos de los sofás, sillones y butacas. Sobre todo si te apetece añadir un poco de color en la zona del salón, hay que saber qué tipo de asientos elegir. Las butacas amarillas son el comodín perfecto para añadir un poco de luz a los salones más sobrios. Descubre todas las ventajas de contar con una butaca amarilla en tu salón.

Cómo decorar con amarillo en el salón

El amarillo llena de vida cualquier espacio. Es un color vivo, con personalidad, y que inunda todas las habitaciones de luz. Además, gracias al color amarillo se pueden crear espacios muy acogedores y cálidos, independientemente de la estación del año que sea. ¡Así es el amarillo! Y por supuesto, este color también se instala en las butacas. Pero, ¿cómo combinar este color tan intenso dentro de casa?

Pues bien, la clave está en mezclar el amarillo con tonalidades neutras. Por ejemplo, con espacios en blanco, en gris, o incluso en madera. Además, no hace falta llenar las habitaciones de amarillo, con algún detalle o mueble es más que suficiente. Si añades una butaca en amarillo, lo más adecuado es que no incorpores más elementos en este color, ¡o muy pocos! De lo contrario se conseguirá un espacio recargado y sin sentido.

butacas mostaza

Tipos de butacas amarillas

En Westwing podrás encontrar multitud de butacas en tonos amarillos. Estas son algunas de ellas:

  • Butaca de terciopelo con reposabrazos y patas en metal.
  • Butaca en amarillo con respaldo de capitoné.
  • Butaca sin reposabrazos con patas de color negro.
  • Butaca sin respaldo en color amarillo intenso.

Butacas amarillas en el interior

En el interior de la casa, se pueden incorporar butacas amarillas en cualquier estancia. Son piezas con mucha energía, pero fáciles de combinar y adaptarse a los diferentes espacios de la casa. Se pueden incorporar en un salón acompañando a un sofá chaise longue; en un dormitorio junto a la cama; en la zona de trabajo a modo de rincón de lectura, o en la habitación de los más pequeños.

Butacas amarillas en el exterior

Aunque las butacas amarillas quedan muy bien en el interior, lo cierto es que también se pueden incluir al aire libre. Sobre todo en la época de primavera-verano, nos gusta ver estas piezas en la zona de la terraza. Da igual que tengas un jardín amplio, o una terraza mini en plena ciudad; las butacas amarillas conseguirán darle ese plus de vitalidad y encanto tan necesario en el exterior.

Para acompañar estas butacas amarillas, hay muchas combinaciones posibles. Puedes acudir a piezas más sobrias en colores oscuros, o al contrario, en tonos más vivos. La clave es conseguir un espacio en armonía y equilibrio en el exterior. Te aconsejamos que acompañes estas butacas con plantas alrededor. Este pequeño toque natural le aportará más vida y alegría a la zona de la terraza.