butaca scandi silla

Contenido

  • ¿Qué es el estilo escandinavo?
  • ¿Por qué triunfan las butacas escandinavas?
  • ¿Dónde añadir una butaca escandinava?
  • Cómo decorar con una butaca escandinava

Sencilla, de líneas simples y con patas en madera. Así es la clásica butaca escandinava que tanto furor causa. Se caracteriza por contar con un aspecto delicado, y un diseño funcional que no pasa de moda con los años. En cuanto a su tapizado, suele ser en tela en colores pastel, neutros, o incluso algunos más vivos. Descubre todas las oportunidades que puede brindar una butaca escandinava en casa, y cómo sacarle partido.

¿Qué es el estilo escandinavo?

El estilo escandinavo es uno de los tipos de decoración más exitosos en los últimos años. Se trata de un estilo decorativo simple, elegante y muy natural. El estilo escandinavo es perfecto para crear ambientes modernos, pero manteniendo la calidad y la luminosidad del espacio.

¿Las claves de su éxito? Es un estilo decorativo que genera mucha paz, limpieza, orden, amplitud y sensación de bienestar. Por este motivo, se ha convertido en uno de los estilos más deseados. Además, gracias a su paleta de colores, el estilo escandinavo es un tipo de decoración atemporal. Este pequeño detalle lo convierte también en uno de los favoritos para incluir en cualquier rincón de la casa.

¿Por qué triunfan las butacas escandinavas?

Las butacas escandinavas triunfan por varias razones. Una de las más importantes es su diseño. Las butacas escandinavas suelen estar diseñadas con líneas sencillas, atemporales, y sobre todo muy funcionales. Son un tipo de asiento que busca el confort, pero también, no restar metros a la casa.

Por lo general, son piezas ligeras, nada voluminosas y caracterizadas por tener una estructura de madera. En cuanto a su tapizado, las butacas escandinavas están fabricadas, por lo general, por textiles como el algodón, el lino o el pelo sintético. Se huye de textiles como el terciopelo, o incluso el cuero.

silla butaca

¿Dónde añadir una butaca escandinava?

Las butacas escandinavas son asientos que se adaptan a multitud de estancias. Por este motivo, es normal ver este tipo de asientos en salones, comedores, dormitorios, o incluso en zonas de trabajo. Al ser butacas ligeras, y muy parecidas a las sillas, se pueden incluir en multitud de rincones. La clave para acertar siempre que añadimos una butaca en casa, es que nunca entorpezca el paso. Esto es fundamental si queremos que la butaca brille.

Cómo decorar con una butaca escandinava

Aunque las butacas escandinavas cuentan con multitud de virtudes, lo cierto es que a veces pueden quedar algo sosas y aburridas. Sin embargo, para darle una pequeña dosis de vida a estos asientos podemos acudir a textiles.

Los textiles son los grandes aliados para convertir piezas aburridas, en las protagonistas de la casa. En el caso de las butacas, podemos añadir, por ejemplo, unas mantas encima de un color algo más llamativo como el azul, o el amarillo. Estos colores son propios del estilo escandinavo por lo que combinará muy bien. También se puede jugar con texturas. Podemos colocar cojines en bouclé, o con efecto borreguillo en tonos neutros, encima del asiento de la butaca. Como siempre, existen multitud de opciones para personalizar nuestros muebles, y simplemente con pequeños detalles.

Otra idea para decorar una butaca escandinava es cambiarle la funda. Cuando estamos cansados del color de la butaca, las fundas son la mejor opción para renovar estos asientos. También podemos incluir un pequeño taburete en un estampado más vivo para que acompañe la butaca.

Como ves existen multitud de ideas y combinaciones para llevar las butacas escandinavas con estilo. Y lo mejor, es que todas estas opciones las podrás encontrar en WestwingNow.