butaca crema exterior

Las butacas son asientos cómodos, prácticos, y perfectos para añadir en el interior. Sin embargo, es cierto que también se pueden incorporar estos asientos a otros espacios de la casa como la terraza. La zona de exterior es el espacio por excelencia en verano. En la terraza se pasan muchas horas al sol, con amigos, a solas…Por eso, hay que mimar la zona al aire libre de la casa. Una buena forma de hacerlo es contando con asientos que sean cómodos como las butacas. Elige unas butacas de jardín a todo confort y disfruta de la zona de exterior como se merece.

Cómo elegir las butacas de jardín

Escoger la butaca de jardín más acertada, no es tarea fácil. Te damos algunos trucos para que la elección de este asiento tan importante en la terraza sea más sencillo:

  1. Prioriza las necesidades en el jardín. Lo primero que hay que hacer es buscar unas butacas de jardín que sean cómodas y se integren bien con la decoración exterior. Para ello, hay que preguntarse: “¿qué actividades quiero hacer en la terraza?” Así tendremos más claro cómo organizar el exterior.
  2. Mide siempre antes de hacerte con una butaca de jardín. Al igual que ocurre con otros muebles, hay que medir siempre el espacio donde vamos a añadirlos. Otro aspecto a tener en cuenta es que hay que dejar espacio para movernos con facilidad por la terraza. Así la butaca de jardín lucirá correctamente y no impedirá el paso. También hay que tener en cuenta las dimensiones del exterior. No es lo mismo contar con un jardín amplio, que con una terraza mini en la ciudad.
  3. Mantenimiento de las butacas de jardín. Las butacas que se añaden en el exterior deben estar pensadas para resistir a la intemperie. Hay que priorizar que las butacas de jardín sean fáciles de limpiar, y que aguanten bastantes años de una forma casi impoluta.
sillas de exterior

Tipos de butacas de jardín

Existen muchos modelos de butacas para el jardín. Estos son algunos de los tipos de butacas recomendados para el exterior.

  • Butacas de jardín de aluminio. Son un tipo de butacas perfectas para lucir al aire libre. Se caracterizan por ser asientos resistentes a la corrosión, livianas, fáciles de limpiar y no requieren de tratamiento ni pintura. Es recomendable guardar las butacas de aluminio en el interior durante el invierno para prolongar su vida. Además, otra de las ventajas de estas butacas es que suelen ser plegables y fáciles de guardar. Eso sí, al contar con una estructura bastante robusta, la mayoría de las veces, es preferible añadir cojines para que resulten más cómodas.
  • Butacas de jardín de acero y hierro forjado. Son las clásicas butacas de patio que cuentan con un aspecto muy clásico. Son resistentes y muy duraderas, pero necesitan una mano de pintura de forma anual. Se trata de un tipo de butacas pesadas, y difíciles de transportar y guardar. También necesitan cojines para añadir algo de confort.
  • Butacas de jardín en ratán sintético. Es un tipo de butaca de jardín fabricado con hebras tejidas de plástico recubierto. Es un material sintético, muy resistente al exterior, fácil de limpiar y ligero. Necesita muy poco mantenimiento. Además, este tipo de butacas suele contar con diseños muy cómodos y ergonómicos.
  • Butaca de jardín en resina. Las butacas de jardín en resina son una opción asequible. Suelen ser asientos ligeros, de bajo mantenimiento, fáciles de limpiar y resistentes al exterior. Sin embargo, aunque es una silla con muchas virtudes; lo cierto es que si se expone largas horas al sol, puede deformarse.Por este motivo, es mejor colocarlas en un lugar con sombra. Son butacas cómodas, pero que también necesitan cojines para tener una mayor confort.
  • Butaca de jardín en madera. Las butacas de jardín en madera son una perfecta opción para el jardín. Eso sí, son muebles de exterior que necesitan un mantenimiento. Si nos decantamos por estas butacas, es mejor apostar por una madera que sea resistente como el cedro, la teca, o el ciprés.
  • Butaca de jardín en mimbre. El mimbre es otro de los materiales que ayuda a lograr un aspecto natural en el jardín. Este tipo de butacas son ligeras y muy resistentes. Aunque es cierto que necesitan de un tratamiento de impermeabilización.