cabecero beige de tela

Contenido

  • El beige: un tono elegante y simple
  • ¿Por qué añadir un cabecero de cama en beige en el dormitorio?
  • Cómo combinar un cabecero de cama en beige

Los cabeceros de cama son piezas perfectas para el dormitorio. La ventaja de este tipo de cabeceros es que son cómodos, y versátiles. Entre esos cabeceros de cama encontramos los de color beige. Los cabeceros de cama en beige son elegantes y se pueden combinar con multitud de estilos. Te enseñamos todas las ventajas de este tipo de cabeceros en el dormitorio.

El beige: un tono elegante y simple

El beige es un tono que siempre está de moda. Se trata de un color que aporta una sensación de calidez de inmediato. Es una tonalidad que combina con multitud de ambientes, y al mismo tiempo añade presencia. Se trata de una alternativa perfecta al clásico blanco, y en sus tonalidades más suaves, es perfecto para salones, como dormitorios.

¿Por qué añadir un cabecero de cama en beige en el dormitorio?

El beige es un color neutro muy elegante, y encaja con cualquier estancia. Se trata de un color lleno de calidez y armonía. Existen una amplia cantidad de matices, desde blanco a ocre anaranjado, pasando por un castaño claro. Este tipo de tonalidades se pueden integrar muy bien en casi todas las estancias de la casa, incluido los dormitorios.

Pero, ¿por qué añadir un cabecero beige en el dormitorio? Si buscamos tranquilidad, y paz en el dormitorio, lo mejor es apostar por tonos neutros como el beige. Los cabeceros beige son perfectos si buscamos calma en este tipo de espacios de la casa. Además, es un tono atemporal, lo que hace que el cabecero nos dure más tiempo.

cabecero crema

Cómo combinar un cabecero de cama en beige

Una de las grandes virtudes del color beige, es que encaja igual de bien con tonalidades frías como calientes. Estos son algunos de los colores que mejor encajan con el beige en el dormitorio:

  • Beige y blanco. Es la combinación más deseada. Tanto si queremos suavizar el beige, como darle más luz con el blanco, esta combinación es una de las ganadoras en el dormitorio. Es una mezcla atemporal, que aporta luminosidad al dormitorio, y paz.
  • Beige y gris. Es otra de las mezclas perfectas para añadir en el dormitorio. El gris y el beige son dos colores que combinan muy bien. El beige sirve para dar calidez, mientras que el gris, ayuda a dar elegancia.
  • Beige y negro. Si queremos darle un toque moderno al dormitorio, podemos apostar por esta combinación de colores. Lo ideal es que sea un beige un poco más oscuro, ¡verás qué espectacular!
  • Beige y marrón. Son prácticamente el mismo tono, pero en gradaciones diferentes. Se combinan a la perfección. Esta mezcla ayuda a conseguir ambientes naturales, acogedores y muy cálidos.
  • Beige y rosa. Es la mezcla más romántica por excelencia. La suavidad del rosa se mezcla con la elegancia del beige, y el resultado es, ¡perfecto!
  • Beige y verde. Funcionan muy bien juntos, y transmiten al dormitorio frescura y calidez. Si tienes dudas, esta combinación de colores es una de nuestras favoritas.