cabecero de fibras naturales

Contenido

  • El ratán: el hit deco de los últimos años
  • El ratán en el dormitorio
  • Cómo decorar con un cabecero de ratán
  • Tipos de cabeceros de ratán

Los cabeceros son la joya de la Corona cuando hablamos de dormitorios. No ponerlos es una opción, pero con lo bonito y prácticos que son, ¿por qué no hacerlo? Los hay de todos los diseños: mimbre, tapizados, madera, forja…En concreto, los cabeceros de fibras naturales son uno de los modelos que más sensación ha causado en los últimos años. Se trata de una pieza fresca, atemporal y llena de encanto. Entre los cabeceros de fibras naturales, encontramos los de ratán. Este tipo de cabeceros son ligeros, estilosos y con mucha calidez. Descubre cómo integrarlos en el dormitorio, y qué modelos existen.

El ratán: el hit deco de los últimos años

El ratán se ha convertido en los últimos años en el material de moda. No hay espacio donde no se pueda integrar el ratán. Es un tipo de material natural que se puede integrar tanto en el interior como el exterior. Aunque lleva unos años en auge, el ratán no es un material nuevo. El ratán tuvo su mayor esplendor en los años 70 y 80. Se convirtieron en piezas ideales para la zona de exterior. Sin embargo, con los años, el ratán ya se puede integrar fácilmente en un salón o en el dormitorio.

Otra de las características del ratán es su resistencia y durabilidad. Cuenta con una estructura más estable y de mayor confort, que otros materiales naturales como el mimbre.

cabecero tejidos naturales

El ratán en el dormitorio

El ratán es un elemento muy fácil de ver en cualquier rincón de la casa. Desde el salón, pasando por la cocina, hasta el dormitorio. En esta última estancia, es donde solemos ver con más frecuencia piezas en ratán. Sillones, butacas, lámparas de sobremesa, o incluso cabeceros. Los cabeceros de ratán son una pieza perfecta para dar un plus de calidez al dormitorio.

Tanto en dormitorios de estilo escandinavo, exóticos, como boho, los cabeceros de ratán son un clásico. Son piezas ligeras, fáciles de limpiar, y que dan un toque cálido al dormitorio. El único inconveniente de este tipo de cabeceros, es que no son tan cómodos como los tapizados. No suelen ser cabeceros acolchados, al contrario; este tipo de cabeceros de cama cuentan con una estructura más dura. Sin embargo, es cierto que hay modelos más modernos que sí cuentan con una estructura más ergonómica.

Cómo decorar con un cabecero de ratán

Los cabeceros de ratán son muy fáciles de integrar en los dormitorios. Son piezas llenas de encanto, y muy versátiles. Aportan un poco de luz a la estancia, y se integran bien en dormitorios tanto infantiles, juveniles como de adultos. En la misma pared del cabecero, podemos añadir papeles pintados. Pueden ser papeles pintados con estampados florales, o algo más infantiles para los peques.

Tipos de cabeceros de ratán

Existen multitud de cabeceros de ratán para añadir en la zona del dormitorio. En concreto, encontramos diferentes tipos de cabeceros. Estos son alguno de ellos:

  • Cabeceros de ratán con patas. Se trata de los cabeceros más cómodos para añadir en cualquier dormitorio. Son fáciles de mover para limpiar, y además suelen contar con una estructura ligera.
  • Cabeceros de ratán sin patas. Son otro tipo de cabeceros muy populares. Suelen colgarse en la pared, justo detrás de la cama. Se trata de un tipo de cabecero bastante deseado, y con múltiples diseños.
  • Cabeceros de ratán tipo mural. Es un tipo de cabecero muy original, que se suele colocar bastante más arriba, casi como un cuadro.