cabecero beige tapizado

Contenido

  • Ventajas de los cabeceros de tela
  • Cómo limpiar un cabecero de tela
  • Tipos de cabeceros de tela

Los cabeceros de cama presiden uno de los lugares más sagrados de la casa, la cama. Estas piezas ayudan a vestir el dormitorio, a hacer la cama un sitio más confortable, e incluso a vestir la pared. Entre los cabeceros de cama más cómodos, encontramos los que están tapizados en tela. Los cabeceros de tela son una opción perfecta, y atemporal para llenar el dormitorio de buen gusto. Te enseñamos cómo acertar con este tipo de cabeceros en el dormitorio, y sacar el máximo partido.

Ventajas de los cabeceros de tela

Los cabeceros de tela son una de las piezas más utilizadas en el dormitorio. Por este motivo, este tipo de muebles cuentan con multitud de ventajas. Estas son algunas de las más importantes:

  • Existe una amplia variedad de diseños.
  • Hay variedad de telas: terciopelo, estampados de flores, o simplemente lisos.
  • Es un tipo de acabado más cómodo, ya que suele ser acolchado.
  • Se trata de un acabado más fácil de limpiar.
cabecero romantico

Cómo limpiar un cabecero de tela

Los cabeceros de tela son bastante fáciles de limpiar. Aunque es cierto, que es un tipo de cabecero que alberga bastante suciedad. Por este motivo, hay que intentar limpiar con frecuencia este tipo de cabeceros. Estos son algunos de los consejos para mantener el cabecero de tela en buen estado.

  • Pasa la aspiradora de mano con frecuencia.
  • Intenta pasar la aspiradora con un cepillo especial para limpiar tejidos.
  • Presta atención a las hendiduras y a la costura de la pieza.
  • También puedes limpiar el cabecero con un paño y un poco de agua. Si usas productos químicos, siempre intenta que sean especiales para tapicería.

Tipos de cabeceros de tela

Como hemos comentado anteriormente, la ventaja clara de los cabeceros de cama es que cuentan con múltiples diseños. Son un tipo de cabecero fácil de integrar en cualquier dormitorio. Estos son algunos de los tipos de cabeceros de tela que podemos encontrar:

  • Cabeceros de tela tipo orejero. Los cabeceros tapizados de estilo orejero cuentan con un diseño muy especial. Son cabeceros que permiten decorar el dormitorio sin prácticamente añadir nada más.
  • Cabecero de tela en lino. Es una alternativa fresca, y perfecta si quieres disfrutar de un cabecero de cama delicado. La ventaja de este tipo de cabecero es que se puede disfrutar en verano e invierno. Incluso si nos animamos podemos hacer nosotros mismos este tipo de cabeceros de cama en casa.
  • Cabeceros de tela enmarcados en madera. ¿Madera y tela? ¡Es posible! Existen cabeceros tapizados en tela, que a posterior se pueden enmarcar con madera. Este tipo de cabeceros son muy originales, y añaden bastante personalidad al dormitorio. No son las opciones más comunes, pero si las que cuentan con más carácter.
  • Cabeceros de tela en terciopelo. Los cabeceros de cama son piezas llenas de protagonismo en el dormitorio. Por eso, si queremos conseguir que sean aún más vistosos, podemos apostar por el terciopelo. Se trata de un material elegante, y perfecto incluso para dormitorios pequeños dependiendo del color que elijamos.
  • Cabeceros de tela en capitoné. Los cabeceros de capitoné son una apuesta segura, si lo que buscamos es la atemporalidad. Cuentan con un hilo clásico, pero encajan a la perfección en dormitorios modernos, o incluso de carácter vintage.