cabecero gris

Contenido

  • Beneficios de los cabeceros de cama
  • ¿Qué tamaño debe tener el cabecero de cama?
  • 4 motivos por los que elegir cabeceros negros

Los cabeceros de cama son piezas que decoran, pero muchos de ellos, ayudan a mejorar el descanso. Existen muchos tipos de cabeceros: vintage, en forja, de madera, tapizados…Da igual el tipo de cabecero que vayamos a elegir, lo importante es que se adapte al estilo de la habitación. Entre algunos de esos cabeceros que ayudan a darle un toque glam a la habitación, están los de color negro. Los cabeceros negros son elegantes, con carácter y fáciles de combinar. Te enseñamos todo sobre estos cabeceros de cama y cómo jugar con ellos en los dormitorios.

Beneficios de los cabeceros de cama

Un cabecero de cama es una pieza decorativa que ayuda a vestir una de las paredes del dormitorio. Se trata de una pieza perfecta para darle un toque cálido y diferente al dormitorio. Gracias a estos cabeceros podemos relajarnos cómodamente en la cama y también descansar con seguridad. Además, podemos encontrar otros beneficios:

  • Variedad de modelos. Uno de los beneficios de los cabeceros es que existen muchos modelos, colores y texturas. Podemos encontrar cabeceros de cama en chenilla, polipiel u otros tipos de tela.
  • Variedad de colores. Podemos escoger entre multitud de tapizados y estampados. Esto nos permite adaptar el cabecero a la estética del dormitorio con mayor facilidad.
  • Confort. No todos los cabeceros son cómodos, pero es cierto que los tapizados sí. Son los cabeceros de cama más confortables que ayudan a proteger la cabeza de la pared. También evitan que la almohada se mueva durante la noche, y podamos dormir en una mejor posición.
  • Protegen la pared. Otro punto a favor de los cabeceros de cama es que ayudan a proteger la pared de arañazos, y suciedad. Así esta zona del dormitorio permanecerá prácticamente intacta más tiempo.
cabecero negro

¿Qué tamaño debe tener el cabecero de cama?

Seguro que es una pregunta que te has hecho con bastante frecuencia. Pues bien, la altura a la que se debe colocar el cabecero de cama se relaciona con las dimensiones que este tiene y con el tamaño del colchón, o las mesitas. El cabecero de cama debe estar a unos 80 cm por encima de la cama, aproximadamente.

Eso sí, es importante medir bien la altura y el ancho de la cama para que el cabecero quede bien.

4 motivos por los que elegir cabeceros negros

El negro es un color fácil de integrar en cualquier estancia. Sin embargo, es cierto que a veces da un poco de miedo añadir un tono negro en el dormitorio. Una opción es recurrir a los cabeceros negros. Son diseños con personalidad, carácter y fáciles de combinar. Lo más recomendable si vamos a elegir un cabecero negro es apostar por un tejido de polipiel o chenilla. Son los dos materiales más resistentes y duraderos. Resisten bien a la abrasión y al desgaste diario. Por ello, si aún tienes dudas, te damos algunos motivos por los que elegir un cabecero negro en el dormitorio:

  1. Elegancia. El negro es un color oscuro, pero lleno de sofisticación. Es uno de los colores preferidos por interioristas para decorar. Aporta carácter, prestigio y exclusividad.
  2. Limpieza. El negro es un color que dura más tiempo limpio. Gracias a su color, la suciedad no se deja ver con tanta claridad como el blanco. Aguanta más con el paso del tiempo, y el color se desgasta menos.
  3. Fácil de combinar. Como el blanco, el negro es un tono muy fácil de integrar. Podemos mezclarlo con verdes, pasteles, o incluso con madera.
  4. Atemporalidad. El negro es un color que no pasa de moda. Aunque cada temporada existan diferentes colores tendencia, lo cierto es que el negro siempre está entre uno de los más deseados.