cajoneras para armarios

Tipos de cajoneras

Existen multitud de tipos de cajoneras, dependiendo del espacio donde vayamos a añadirlas. Normalmente, estas cajoneras se caracterizan por contar con entre 3 y 5 cajones, dependiendo del diseño. Estos son los dos tipos de cajoneras más comunes:

  • Cajonera para armarios: son las cajoneras que vemos en el interior de los armarios. No quedan a la vista, y permiten ordenar mejor el armario.
  • Cajonera de exterior: se trata de un tipo de cajonera más elegante que se puede encontrar en cualquier tipo de estancia.

Luego, podemos encontrar diferentes tipos de cajoneras según sus materiales: de madera, metálicas, de tela, melamina, plástico…

cajoneras para armarios

¿Para qué y dónde se usan las cajoneras?

Las cajoneras tienen una función muy clara: almacenar. Hay que aprovechar esta función para organizar cada uno de los rincones de la casa. Estos son algunos de los espacios donde se suelen usar las cajoneras:

  1. En el dormitorio. Normalmente, las cajoneras se suelen añadir dentro de los armarios. Así no reducen espacio visual en el dormitorio. Si no contamos con un armario empotrado, se pueden añadir fuera.
  2. En el baño. Son de bastante utilidad y permiten organizar todo lo que podemos tener por el baño: desodorantes, maquillaje, geles…
  3. En el vestidor. Si contamos con un vestidor, lo más habitual es tener alguna cajonera que nos permita mantener el orden.
  4. En la cocina. También es de mucha utilidad contar con cajoneras, ya que permiten organizar fácilmente los utensilios de cocina.
  5. En la zona de trabajo. En este espacio, se usan cajoneras estrechas que no resten metros, y que nos permitan organizar lo fundamental para trabajar.
  6. En el salón. Los mandos a distancia, algunas cartas…Todo esto necesita estar guardado para que no estropee visualmente la decoración del salón. ¿Lo mejor? Contar con una cajonera en el salón que se adapte al estilo decorativo, y con la que ganemos orden.