Contenido

  • La tendencia a curvarse
  • Características del cojín nudo
  • Un color para cada estilo
  • Dónde colocarlo y cómo combinarlo

Es un triunfo de la suavidad, tanto en la textura como en la forma. Hablamos del cojín de nudos, que ahora es una tendencia importante en la decoración del hogar. Desde la zona de estar hasta la de dormir, las líneas curvas que la caracterizan conquistan cada rincón de la casa, centrando la atención en los pequeños detalles de estilo. En resumen, es un producto imprescindible.

La tendencia a curvarse

Abandonamos las líneas rectas para abrazar la armonía y la suavidad. Ya lo hemos visto en los sofás curvados y ahora lo retomamos en los textiles, la decoración y los accesorios. Las líneas curvas están conquistando el estilo del hogar, introduciéndose en todos los muebles, creando un hogar acogedor. Desde las lámparas esféricas hasta la cama, lo redondo se apodera también de los elementos de decoración, imprescindibles en un hogar que quiere ser protagonista también en los detalles. Los cojines de nudos o anudados, que ahora se pueden comprar en diferentes tonos, no tardaron en llegar.

Características del cojín nudo

Se llaman Twist porque son cojines hechos de tela anudada, que parece un suave tejido de algodón tubular. El efecto final es compacto pero envolvente al mismo tiempo, perfecto en hogares caracterizados por diferentes estilos de mobiliario. Magnífico en un hogar boho chic (especialmente en los colores más claros), también funciona bien en un entorno industrial, ya que suaviza la aspereza y la rigidez típicas del estilo.

Un color para cada estilo

Como hemos visto, la forma curvada del cojín nudo encaja con varias tendencias de diseño de interiores, pero para combinarlo hay que elegir el color adecuado. Por suerte, en WestwingNow hay un montón de colores que estamos seguros de que irán bien con la decoración de tu casa.

-Un cojín anudado de color beige claro queda muy bien en una casa boho-chic, especialmente en un sofá ton sur ton

-Un cojín blanco es perfecto en una casa de estilo náutico, especialmente si se combina con asientos o textiles azules

-Un cojín en color mostaza o terracota queda muy bien en una casa vintage, con los colores cálidos de los años 60 y 70 reflejados en los textiles y la decoración.

-Un cojín anudado de color oscuro o negro queda espléndido en una casa industrial, quizás para combinar con un sofá Chesterfield de cuero marrón (o de imitación).

El azul claro, en cambio, es perfecto para un cojín destinado al dormitorio, en los casos en que se caracteriza por los tonos pastel propios del shabby.

Dónde colocarlo y cómo combinarlo

Pero, ¿cuál es la posición perfecta para el cojín del nudo? Hay muchas opciones, que van desde la zona de dormir hasta la zona de estar. En el dormitorio, por ejemplo, un cojín de nudos es perfecto para animar y decorar la superficie de la cama durante el día: cómpralo en un tono que vaya bien con los colores de tus muebles.

Este tipo de almohada también es adecuada para las habitaciones de los niños por su forma suave. Hará que la habitación sea más envolvente y también puede ser un compañero de juegos para sus hijos.

El cojín de nudo, sin embargo, es el protagonista en el salón y en la sala de estar, las partes más animadas de su hogar: colóquelo en sofás y sillones y se convertirá en un elemento tan especial que atraerá la atención de los invitados, decorando magistralmente la estancia.

En cuanto a las combinaciones más acertadas, puedes elegir mantas y plaids hechos con la misma textura, en tonos contrastados o en una paleta. No subestime, pues, la posibilidad de comprar cojines más clásicos, rectangulares o redondos: esto creará un dinamismo de formas muy especial que, tenga por seguro, hará resaltar aún más las líneas curvas de este innovador accesorio de decoración.