,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

cuadros originales

Si estás en busca y captura de unos cuadros originales para tu casa, te ofrecemos una galería de pinturas, ilustraciones y fotografías que llenarán de vida tus paredes. Porque a ti no te vale cualquier cuadro decorativo, no. Necesitas uno original, diferente, que cree la escena especial que tienes en tu cabeza.

20 Tips para escoger cuadros originales

Lo primero que deberás tener en cuenta, como base, es que la elección dependerá de la personalidad y estilo con que te identifiques, así como la decoración general de tu casa. Unos cuadros originales marcarán la esencia de tu hogar y serán elementos determinantes para completar su estilo. Ahí es nada.

  1. El cuadro elegido deberá representar tus gustos y personalidad. Una obra así es fiel reflejo de tu interior, te debe despertar emociones positivas. Es una de las finalidades más importantes del arte. Debe transmitir.
  2. Los cuadros decorativos originales han de coordinarse con tu mobiliario y colores de las paredes y tapicerías. Solo así combinarán bien y se adaptarán al ambiente con armonía.
  3. A la hora de elegir cuadros originales, piensa en dos o más estancias de tu casa. Es decir, que sean versátiles por si, con el paso del tiempo, quieres cambiarlos de sitio y que sigan quedando igual de bien.
  4. Busca información de la obra y su artista. El alma de un cuadro no es solo su estética. El estilo artístico, la técnica y los materiales utilizados para esa obra le dan otra dimensión a su valor.
  5. Visita exposiciones. Presenciales o en formato digital, las visitas a museos y galerías te harán ver desde otras perspectivas el arte. Te abrirá la mente y te sentirás con mayor preparación en el momento de escoger un cuadro original con criterio.
  6. No te quedes solo con la opción de un gran cuadro sobre el sofá o el cabecero de la cama. El formato de un cuadro original puede venir en forma de collage de pequeñas obras que forman una, un díptico (cuando son dos cuadros) o un tríptico (tres cuadros formando una sola serie). Habrá que respetar una separación de 2 o 3 centímetros entre cada lienzo. Dependiendo del espacio que tengas y las medidas del hueco de la pared que quieras llenar, opta por una versión u otra.
  7. Define el estilo y los tonos. ¿Moderno? ¿Clásico? Si buscas contraste, opta por el estilo opuesto al predominante en tu decoración para el cuadro. Al contrario, si quieres armonía, sigue el estilo de tu deco también con el cuadro. Si quieres sobriedad, tonos en blanco y negro o pasteles. Si deseas impacto y vitalidad, tus cuadros originales deberán contar con tonos vivos y alegres. A menudo, la clave está en discernir cuáles son los dos colores predominantes de la estancia y buscar un lienzo que los contenga.
  8. Pruébale el cuadro a tu casa. Sí, sí, como si fuera un traje. Hasta que no veas el cuadro colgado en tu pared, no te podrás hacer una idea firme de cómo queda. Si no te convence, devuélvelo. Algunas galerías de arte online te dan la opción de probar las obras por un periodo de tiempo y luego devolverlas en caso de que no sea el cuadro que se ajuste a las necesidades de tu espacio. Si las alternativas anteriores no te convencen, prueba la tecnología de la realidad aumentada para ver cómo quedará desde la comodidad de tu sofá.
  9. Elige un buen marco, que se lleve bien con la obra y con tu casa. Prescinde del marco si tu intención es que el lienzo sea el gran foco de atención. Las molduras planas son las más sencillas y discretas. Los marcos grandes y con relieves o color delimitan muy bien la obra, con el riesgo de quitarle un poco de protagonismo.
  10. Con buen fondo. Si tus paredes son blancas, admitirán todo tipo de cuadros originales. Serán el mejor contexto neutro para destacarlos. Si quieres un cuadro original sobre una pared de color, elígelo de los mismos tonos que el muro para un efecto camuflaje o bien en colores opuestos para que sobresalga y crear profundidad. Las paredes oscuras piden a gritos cuadros en tonos claros.
  11.  ¿Paisajes o abstractos? ¿Realistas o conceptuales? Este es otro filtro que deberás pasar al seleccionar un cuadro original. Si la obra es para un salón, te permitirá jugar más con estos conceptos. Si es para un dormitorio, te aconsejamos que sean obras sencillas, en tonos neutros y calmados, para que inviten al relax.
  12. El lettering está de moda. Hoy en día existe una gran variedad de cuadros con palabras, nombres, mensajes, incluso textos y canciones para dar vida a rincones como el estudio.
  13. Destaca los cuadros originales con luz. Si les pones una luz puntual cenital, la obra cobrará una nueva vida. Pruébalo.
  14. Para la cocina, elige un cuadro original con una receta o bien con motivos naturales o de alimentos. La cartelería vintage también pega fuerte en esta parte de la casa, reproduciendo anuncios antiguos que le dan calidez a la zona de trabajo.
  15.  Un cuadro original reforzará el estilo decorativo de nuestra casa, sin duda, pero no tengas miedo a las paredes vacías. Selecciona muy bien el muro que quieres decorar con un cuadro y el resto, ¡que respire!
  16. Paspartú, ¿sí o no? Si persigues focalizar y dar protagonismo al cuadro, el paspartú será un gran aliado. Este elemento potencia la expresividad de la obra y enfatiza sus detalles, así que en acuarelas, serigrafías o dibujos, es un accesorio imprescindible.
  17. El cuadro debe colgarse de forma que quede a la altura de la vista. Todo dependerá de las medidas de la estancia, pero normalmente el punto en el que lo colgaremos debería estar a unos 170-180 centímetros. Es importante que esta distancia la midamos siempre desde el suelo y no desde el techo.
  18. Si el cuadro va a ir encima de un mueble, hay que tener en cuenta que la anchura del cuadro no debería ser superior al 80% de la del mueble sobre el que se va a colocar.
  19. No solo pinturas. Mapas, recortes de papel, pirograbados en madera, objetos que puedas colgar entre el resto de cuadros, láminas y fotografías… Son alternativas que pueden considerse cuadros originales.
  20. La temática es un punto clave, ya que centrarte en un tema en concreto y no mezclar distintos cuadros sin ton ni son, hará que tu casa  transmita orden, paz y sea consecuente.

,