,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

cubre sofás

Contenido

  • Diferencias entre funda y cubre sofás
  • ¿Por qué poner un cubre sofás?
  • Materiales para cubre sofás
  • ¿Qué cubre sofás le pega a mi salón?

¿Quieres cambiar el aspecto de tu sofá sin tener que retapizarlo? ¿Tienes niños y/o mascotas en casa y deseas proteger tu butaca preferida, sofá o chaise longue? Un cubre sofás es la solución más rápida y económica. Este tipo de colchas cubre sofás se adaptan como un guante y son todo un dos en uno. Te damos las claves para que elijas bien el modelo más adecuado a tus necesidades, tanto prácticas como decorativas.

Diferencias entre funda y cubre sofás

Cuando queremos proteger y cambiar el look de nuestro sofá, butaca o chaise longue, la primera pregunta que se nos plantea es: ¿funda o cubre sofá?

Las fundas cubren por completo el sofá: estructura, asientos y respaldo. Mientras que los cubre sofás lo tapan parcialmente y no se ajustan al armazón, como hacen las fundas. Los cubre sofás “solo” tapan los asientos, el respaldo y los brazos, es decir, las zonas que más se estropean y sufren un mayor deterioro por desgaste.

Un cubre sofás resulta más liviano y flexible. Puedes jugar más para que se adapte a estilos más variados, porque tu sofá se seguirá viendo, aunque se mueven más que las fundas al sentarnos o tumbarnos.

¿Por qué poner un cubre sofás?

Pues se nos ocurren unas cuantas buenas razones. Estas son las principales:

  1. Porque protegerás a tu sofá de manchas, polvo y pelos de mascotas.
  2. Porque cambiarás el aspecto de tu sofá y también de tu salón de forma fácil.
  3. Porque muchos cubren sofás incorporan en sus laterales unos bolsillos ideales para guardar y tener a mano el mando del televisor, el móvil, revistas, etc.
  4. Porque tu sofá durará más años, con el ahorro económico que eso supone.
  5. Porque puedes escoger un tejido más cálido para invierno y más fresco para verano, aumentando tu confort.
  6. Lo fabricantes poseen un amplio catálogo de medidas y materiales para adaptarse a todo tipo de sofás, aunque también se pueden hacer a medida.

Materiales para cubre sofás

Los cubre sofás de tela se dividen en dos categorías: sintéticos o de tejidos naturales.

  • Algodón: se trata de un tejido ligero, resistente, natural y es lavable a máquina. Las fundas de algodón suelen ser suaves al tacto y dan un estilo actual. Su larga durabilidad es otra de sus bazas. Tienden a arrugarse, por lo que mejor planchar antes de colocar.
  • Lino: muy fresco, ideal para cubrir el sofá en verano, pero un tanto delicado. Lo puedes dejar con su arruga natural (está de moda) y nunca meter en la secadora.
  • Twill o sarga: este tejido suele estar hecho de varios materiales, normalmente la mezcla es con algodón y poliéster. Es bastante resistente a las manchas y se puede lavar a máquina sin problema.
  • Ante o felpa de terciopelo: está hecho de gamuza sintética, normalmente de mezclas de varios tipos de poliéster. Estos cubre sofás son suaves, antideslizantes, resistentes a las manchas y líquidos, si llevan el tratamiento adecuado, y de fácil mantenimiento.
  • Mezcla de algodón y poliéster: permite la combinación de beneficios de ambos materiales. El poliéster es un material sintético muy duradero que no se arruga y mantiene la forma, mientras que el algodón permite el peso ligero y la transpiración. Los cubre sofás con este mix son fáciles de limpiar, duran mucho y no se encogen.
  • Tejidos con acabados especiales: acolchados o polares son acabados para añadir mayor confort al sofá.

¿Qué cubre sofás le pega a mi salón?

Hay muchos tipos de mantas cubre sofás, así que si quieres una opción segura, con la que no vas a fallar, esa es la de modelos de algodón en colores neutros. Blanco, gris o beige; todo tipo de tonos tierra quedarán bien en cualquier estilo de salón. Si deseas innovar, opta por colchas cubre sofás en colores mostaza, gris antracita, azul intenso… Siempre en liso, porque será un elemento que se verá mucho y los estampados pueden cansarte. Ten en cuenta que si escoges un cubre sofás de algodón, este suele ser fino, así que asegúrate de no elegirlo muy claro si el sofá es oscuro, porque se transparentaría.

4 consejos antes de comprar tu cubre sofás

  • Toma medidas: mide tu sofá y luego chequea el catálogo de medidas del fabricante, que suele corresponder a tallas estándar para sofás de una, dos, tres y cuatro plazas.
  • Elige los materiales más resistentes: si tienes un cubre sofás es para proteger la tapicería. Asegúrate de que esté hecho con un material fácil de limpiar, antihumedad y anti alérgenos.
  • Colores que combinen: escoge un cubre sofás que armonice con tu decoración. Del mismo tono que el sofá o bien en total contraste para que destaque. No valen medias tintas.
  • Si tu sofá tiene chaise longue, asegúrate del lado del brazo colocándote enfrente, no sentado.

,