31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

cucharas soperas

Contenido

  • Tipos de cucharas
  • Materiales para cucharas soperas
  • Estilo a cucharadas

Tipos de cucharas

Las cucharas se usan para llevar los alimentos del plato o tazón a la boca, cuando la textura de la comida es líquida o cremosa. Existen diferentes tipos de cucharas para tareas específicas, cuyos diseños, formas y tamaños nos ayudarán a servir y comer cómodamente:

  • Cucharadita: es para mezclar café o infiusiones. También se usa para poner azúcar en dichas bebidas. Equivale a unos 5 ml de capacidad.
  • Cucharón: grande, con un mango largo y cabeza redonda y honda, se usa para servir alimentos en tazones o platos hondos.
  • Cuchara de palo: una cuchara de madera con cabeza ovalada, a veces acabada ligeramente en punta, y poca profundidad, que sirve para remover sofritos.
  • Cucharas soperas: una cuchara grande y redondeada que se usa para comer sopa. En el caso de que el caldo contenga trocitos de carne, verduras, migas de pan o algún otro tropezón, la cuchara sopera debe tener una forma más ovalada. Tienen una capacidad media para 15 ml.
  • Cuchara de postre: se utiliza para comer platos dulces.
  • Cuchara de helado: cucharas con mango extra largo para llegar al fondo del vaso de helado y comer alimentos líquidos o semilíquidos.
  • Cuchara de frutas: es una herramienta de mango corto, punta afilada y unos pequeños dientes que te facilitarán el corte de las frutas cítricas.
cucharas soperas

Materiales para cucharas soperas

Los materiales con que se fabriquen las cucharas soperas dirán mucho de su estética, sí, pero también de su durabilidad, resistencia a los cambios de temperatura y conservación del calor y sabor. ¿Cuáles son los mejores materiales para cucharas soperas?

  1. De acero inoxidable: sin duda, el material más resistente e higiénico para una buena cubertería. Pero ojo, que las hay de diferentes calidades. El acero inoxidable 18/10 (18% cromo y 10% níquel) posee una gran calidad y excelente resistencia a la oxidación. Luego podemos encontrar el 18/0 acero cromado que cumple con un uso estándar de diario.
  2. De acero inoxidable chapado, en titanio por ejemplo, o anodizado, color negro. Al estar realizados en acero inoxidable cumplen con los requisitos de calidad, pero tienen un plus decorativo, al incorporar color a la superficie.
  3. De acero inoxidable y mango de plástico o madera. Una combinación idónea para las cucharas en comidas familiares e informales.
  4. De madera: las hay íntegramente realizadas en madera. Normalmente se usan para servir y no rayar platos ni caceloras. Otra de sus ventajas es que es un producto 100% natural.
  5. De porcelana: las típicas para degustar sopas y platos orientales. Muy arraigadas en la gastronomía asiática, conservan el sabor de los caldos con una gran delicadeza.
  6. De melamina: se usan en vajillas infantiles, porque son ligeras y suaves, así como para la presentación de ciertos aperitivos.
  7. De nylon o silicona: este tipo de cucharas soperas se usan mucho en la cocina, por su resistencia, antiadherencia y fácil limpieza.
  8. De bambú: realizadas con esta fibra vegetal, son sostenibles y reciclables.

Estilo a cucharadas

Y como nos encanta la estética, te damos algunas alternativas decorativas para tus cucharas soperas:

  • Cucharas soperas en dorado: para darle un aire clásico y elegante a tus comidas.
  • Cucharas soperas en negro: aportarás un halo sofisticado a la mesa.
  • Cucharas soperas naturales: en madera o bambú, para los amantes de la sostenibilidad, lo natural y el medioambiente.
  • Cucharas soperas con mango reforzado: muy ergonómicas, el mango puede ser de madera o plástico principalmente. También añaden un toque de color.
  • Cucharas soperas en rosa dorado: la última moda para un toque vintage y romántico.
  • Cucharas soperas de porcelana en tonos pastel: para disfrutar de un estilo oriental y sutil.
  • Cucharas soperas con acabado mate o serigrafiadas: si incorporan relieve en los mangos, aportarás un estilo tradicional.