cabecero blanco tela

Contenido

  • ¿Cómo es una cama de 135 cm?
  • ¿Qué tipo de edredón necesita una cama de 135 cm?
  • Ededrón 135: cómo elegir bien el edredón para una cama
  • Tipos de edredones según su material

Todo el mundo suele pensar que la ropa de cama no es tan importante. Es casi lo último en lo que solemos invertir, o simplemente preguntar a profesionales. Sin embargo, es todo un error. Dentro de los textiles, podemos decir que la ropa de cama es uno de los elementos de la casa más importantes. Si contamos con una buena ropa de cama, y adecuada a las medidas del colchón, lo más probable es que podamos descansar adecuadamente toda la noche. Te enseñamos cómo elegir bien toda la ropa de cama, incluido el edredón para una cama de 135 y acertar.

¿Cómo es una cama de 135 cm?

Las camas de 135 cm son ideales para 2 personas. Son un tipo de cama de matrimonio, perfecta para espacios pequeños. Se adaptan muy bien al dormitorio, y permiten disfrutar de un buen descanso a pesar del tamaño. También es una buena opción para personas que tengas espacio, y quieran dormir solas con mayor comodidad.

¿Qué tipo de edredón necesita una cama de 135 cm?

Para vestir la cama, siempre hay que medirla. Así tendremos bien claro, qué tipo de ropa de cama elegir. Para las camas de 135 cm, lo ideal es apostar por un edredón de 220×200 cm. En España se suele usar esta medida, ya que permite tanto meter el edredón por debajo del colchón, como dejarlo holgado, sin que roce el suelo. En otros países, la medida que se suele elegir es de 200×200 cm.

En otros países, como Islandia, se comparten las sábanas bajeras, pero los edredones se ponen individuales. Es decir, se suele apostar por dos edredones de 150×200 cm. Es una opción genial para parejas que tengan gustos diferentes, por ejemplo, si uno suele tener más calor, y otro es algo más friolero.

cabecero rojo

Ededrón 135: cómo elegir bien el edredón para una cama

Elegir un buen edredón es muy sencillo, si tenemos todo claro. Para ello, es importante saber las diferencias entre un tipo de edredón y otro. Estos son algunos de los edredones que podremos encontrar:

  • Edredón fresco. Si solemos ser bastante calurosos, lo ideal es apostar por un edredón fresco que nos cubra los pies, pero con menos relleno y fino.
  • Edredón cálido. Si solemos ser más frioleros, y somos de subirnos el edredón casi hasta las orejas, lo mejor es apostar por un edredón cálido. Debemos apostar por un edredón grueso con más relleno, pero que no pese.
  • Edredón extra cálido. Para épocas más frías, lo más adecuado es apostar por un edredón grueso y con más cantidad de relleno.
  • Edredón cuatro estaciones. Si vivimos en una zona donde el clima es muy variado, lo ideal es apostar por un edredón cuatro estaciones. Este tipo de edredones están formados por una pieza cálida y otra fresca, para que se puedan unir o utilizar por separado. Son ideales para usar cualquier estación del año.

Tipos de edredones según su material

Existen dos tipos claros de edredones: de microfibra y de plumón. Ambos son edredones muy prácticos que mantienen muy bien el calor en invierno, y dan frescor en verano. Los edredones de microfibra son fáciles de mantener. Son un tipo de edredón cómodo, y muy buen aislante del frío. Se pueden lavar con frecuencia, por lo que son perfectos para personas alérgicas. Los edredones de plumón no son tan indicados para personas con alergias. Requieren de un mayor mantenimiento, aunque a su favor, podemos decir que son edredones muy suaves, y ligeros.