cabecero acolchado

Contenido

  • ¿Qué es un edredón de pluma?
  • Ventajas de un edredón de plumas
  • Cómo lavar un edredón de pluma

Sin duda, una de las grandes estrellas del dormitorio es la cama. La cama cuenta con un protagonismo indiscutible. Aunque incorporemos cabeceros de cama, cómodas, butacas, o incluso alfombras; la cama es la reina de la habitación. Y por este motivo, todos los textiles que visten la cama son importantes. Uno de los textiles clave a la hora de vestir una cama es el edredón. Los edredones son piezas a tener en cuenta a la hora de montar una cama. Al final, gracias a los edredones podremos disfrutar de un mayor descanso durante todo el año. En la época más invernal, los edredones nórdicos son los más deseados. Entre esos edredones nórdicos, encontramos los de plumas. Un edredón de pluma es natural, ligero y ayuda regular la temperatura corporal. Descubre cómo elegir bien el próximo edredón de plumas que incorpores en la habitación.

¿Qué es un edredón de pluma?

Los edredones nórdicos de plumas son conocidos por su gran capacidad termorreguladora, ligereza y suavidad. Son edredones naturales muy agradables al tacto y que ayudan a regular la temperatura de la cama. Esto hace que sean uno de los edredones más elegidos para disfrutar de un buen descanso toda la noche.

Ventajas de un edredón de plumas

Los edredones de plumas cuentan con numerosas ventajas. Estas son algunas de las más conocidas:

  • Cuentan con mantenimiento sencillo.
  • Son ligeros, agradables al tacto y muy acolchados.
  • Absorben bien la humedad y regulan la temperatura para facilitar el descanso.
  • Algunos edredones de plumas se pueden lavar directamente en la lavadora.
  • Es un tipo de edredón bastante duradero. Si lo cuidamos correctamente, un edredón de plumas puede durar hasta 10 años.
cabecero crema

Cómo lavar un edredón de pluma

Por norma general, los edredones de plumas se deben llevar a sitios especializados como una tintorería. Esto es así, porque algunos de estos edredones no entran directamente en la lavadora. Sin embargo, es cierto que algunos de los edredones de plumas más modernos ya se pueden lavar a máquina en casa.

Antes de hacerlo te aconsejamos siempre leer la etiqueta con las indicaciones del fabricante, ya que puede variar el proceso de lavado de un edredón a otro. Si en la etiqueta indica que podemos lavar el edredón de plumas en la lavadora, te damos algunos consejos:

  1. Introduce el edredón de plumas en la lavadora y pon un programa para ropa delicada.
  2. Utiliza un detergente adecuado a este tipo de textiles.
  3. Una vez terminado el ciclo de lavado, el edredón estará algo aplastado. Para recuperar su forma original, basta con secarlo bien con alguna de estas formas:
  • Secado con secadora: Un truco es secando el edredón de plumas en la secadora añadiendo dos pelotas de tenis. Con las pelotas de tenis se consigue que el edredón quede más esponjoso. Eso sí, debemos asegurarnos que las pelotas de tenis son nuevas para que no manchen el edredón.
  • Secado sin secadora: si no tenemos secadora, hay que poner el edredón de plumas en horizontal. Puede ser en un tendedero, o en una mesa. Hay que darle la vuelta al edredón cada cierto tiempo para que las plumas no se concentren en una sola zona.