cabecero de madera blanca

Contenido

  • Natural o sintético: ¿cuál elegir?
  • ¿Qué tipo de gramaje elegir para el edredón de verano?
  • Cómo hacer un buen mantenimiento del edredón en verano

Con la llegada del buen tiempo, toca adaptar la ropa de cama para no pasar calor. Uno de los textiles que se deben cambiar con la llegada del verano es el edredón. Los edredones de verano deben ser ligeros, frescos y perfectos para dormir durante toda la noche a pesar de las altas temperaturas. Este tipo de edredones son muy cómodos y transpirables. Te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre los edredones de verano.

Natural o sintético: ¿cuál elegir?

La elección del edredón de verano dependerá de las necesidades que tengamos: alergias, hábitos de sueño, temperatura de la habitación, tamaño de la cama…Sin embargo, existen algunos aspectos comunes que nos podrán ayudar a elegir bien entre un tipo de edredón u otro.

  • Rellenos sintéticos. Los edredones sintéticos están compuestos, en su mayoría, por fibras como el poliéster. Se trata de un tipo de fibra fabricada a partir de productos químicos que hacen que los edredones sean más fáciles de mantener y ligeros. Existen bastantes tipos de fibras: microfibras, fibra sólida, hueca, o huecas siliconadas. Las fibras huecas de poliéster son las más populares porque ayudan a regular la temperatura. Son uno de los tipos de edredones más recomendamos para añadir en verano.
  • Rellenos naturales. Los rellenos naturales son muy populares y podemos encontrar bastantes tipos: plumón, seda, lana, lino, fibras de bambú o lyocell. Se trata de un tipo de edredón ligero, esponjoso y muy suave. Los edredones de plumón tienen a retener el calor, por lo que no son tan adecuados para el verano. Los edredones de lyocell son los más adecuados para el verano, ya que son transpirables, termorreguladores, antibacterianos y antiácaros. De esta forma, podemos decir que son uno de los tipos de edredones de verano perfecto para disfrutar de un confort ideal y un sueño de calidad toda la temporada de calor.
cabecero de madera blanco

¿Qué tipo de gramaje elegir para el edredón de verano?

Los materiales del edredón afectan a la hora de conciliar el sueño, pero también el peso. Sí, el peso de un edredón es importante. El gramaje que solemos ver en las etiquetas de los edredones, se refiere a la densidad del relleno, es decir la combinación de su peso con su índice de calidez. Cuando mayor sea el peso del edredón, más cálido será. Por eso, es importante tener esto claro a la hora de elegir cualquier edredón.

En verano, para dormir mejor, a pesar del calor, hay que optar por un edredón de bajo gramaje (alrededor de 200 g/m2). En cuanto al tamaño, dependerá un poco de las dimensiones de la cama. Una recomendación: en verano es mejor evitar los edredones muy pesados y grandes para estar más cómodos toda la noche.

Cómo hacer un buen mantenimiento del edredón en verano

Si podemos lavar el edredón en la lavadora, te aconsejamos que lo hagas. En verano se suda más por la noche, y un edredón en mal estado puede afectar a la calidad del suelo. Además, debemos airear el edredón cada cierto tiempo para evitar que acumule ácaros y bacterias. Si podemos sacar el edredón al exterior para airearlo, mejor.