infantil

Contenido

  • ¿Por qué elegir un edredón infantil?
  • Ventajas de los edredones para habitaciones infantiles
  • Cómo cuidar un edredón nórdico

Los edredones son textiles acolchados que facilitan el descanso. Podemos encontrar estas piezas tanto en habitaciones juveniles, de adultos, o incluso de los más pequeños de la casa. Los edredones infantiles son piezas que no deben faltar en los dormitorios de los niños. Descubre la importancia de estos edredones y cómo cuidarlos para que permanezcan en buen estado.

¿Por qué elegir un edredón infantil?

El dormitorio es uno de los espacios favoritos de los más pequeños. Junto con la zona de juegos, el dormitorio es uno de sus rincones estrella de la casa. En el dormitorio pasan mucho tiempo, y también descansan. Por este motivo, es importante elegir un buen edredón infantil para que los peques duerman cómodamente toda la noche.

La función primordial del edredón, durante el invierno, es aislarlos del frío y conseguir que duerman de forma placentera. En verano, los edredones deben ser ligeros, frescos y cómodos para que los niños puedan dormir cómodamente.

Ventajas de los edredones para habitaciones infantiles

Los edredones infantiles dan mucho juego a los dormitorios. Ayudan a que los peques duerman bien, y permiten que hagan la cama más rápido. Además, otra de las ventajas de los edredones infantiles es que son muy decorativos. En tan solo un instante estos edredones pueden cambiar fácilmente la apariencia de un dormitorio infantil.

infantil

Cómo cuidar un edredón nórdico

Los cuidados que necesita un edredón nórdico son muy sencillos y fáciles de llevar a cabo. Para conservar un edredón en buenas condiciones, lo mejor es retirar la ropa de cama hasta los pies. Luego, abre la ventana y deja que se ventile el dormitorio de los peques. Puedes hacerlo cuando se vayan al colegio, o mientras desayunan para que después hagan la cama. Es importante ser constante con estos pequeños pasos, para que la cama no se llene de ácaros y pueda perjudicar la salud de los niños.

Otra forma de cuidar los edredones nórdicos es a través de un lavado. Podemos llevar los edredones infantiles a la tintorería, u optar por introducirlos en la lavadora. Si se pueden introducir en la lavadora, sigue estos pasos:

  1. Introducimos el edredón nórdico en la lavadora. Al ser un edredón infantil, lo más probable es que podamos introducirlo sin problema en la lavadora.
  2. Añadimos detergente a máquina para prendas delicadas. Es mejor no usar suavizante.
  3. Seleccionamos un programa corto, a 60ºC y a pocas revoluciones para evitar que se apelmace.
  4. Secamos al aire libre, o extendemos sobre una superficie lisa, ¡y listo!