cabecero blanco tela

Contenido

  • ¿Cómo es una cama de 150 cm?
  • ¿Cómo elegir el edredón para una cama de 150 cm?
  • Cómo elegir el edredón nórdico de forma adecuada

Disfrutar de un buen descanso es fundamental para poder afrontar el día con buen pie. La elección del colchón, las sábanas, el edredón…Todo es importante a la hora de contar con una cama en condiciones. También debemos tener presente qué tipo de edredón elegir. Un edredón debe ser cómodo, y adaptado a las medidas de la cama. Para que puedas acertar con el tamaño del edredón, te damos algunos consejos.

¿Cómo es una cama de 150 cm?

La medida de colchón más habitual para parejas es de 150 cm. Son colchones muy cómodos, aunque algo estrechos para dos personas. Si contamos con suficiente espacio, o simplemente queremos dormir con algo más de confort, lo mejor es apostar por una cama un poco más amplia. Sin embargo, para habitaciones pequeñas, las camas de 150 cm pueden ser todo un acierto.

¿Cómo elegir el edredón para una cama de 150 cm?

Para las camas de 150 cm, existen dos tipos de edredones: tradicional o nórdicos. Los edredones tradicionales están hechos de fibras sintéticas o naturales, mientras que los edredones nórdicos, suelen estar rellenos de plumas. Por este motivo, los edredones de plumas son más adecuados para el invierno. Por su parte, los edredones tradicionales se pueden lavar cada dos semanas, mientras que los nórdicos, se pueden lavar de una a dos veces por temporada.

En cuanto a la medida, para las camas de 150 cm, debemos considerar un edredón de 240×220 cm. Esta es la medida más habitual para los edredones para camas de 150 cm.

cabecero acolchado

Cómo elegir el edredón nórdico de forma adecuada

A la hora de elegir el edredón nórdico, debemos tener en cuenta algunas consideraciones generales:

  1. Relleno. Es algo que debemos tener muy presente a la hora de adquirir un edredón. La ventaja de los rellenos de hoy en día, es que existe una amplia variedad de opciones: sintéticos, naturales…
  2. Tamaño. Si buscamos un edredón, debemos tener en cuenta que no se puede quedar corto por los laterales, ni tampoco quedar casi en el suelo. Lo más recomendable, es que siempre queden unos 20-30 cm por cada lado.
  3. Lavado. Es importante saber que hay edredones que se pueden introducir en la lavadora, y otros no. Esto quiere decir, que si tenemos en casa personas que son alérgicas, lo más adecuado es optar por un edredón que podamos lavar en la lavadora.
  4. Recubrimiento exterior. Aunque lo común es cubrir los edredones con una funda, la mayoría de los rellenos suelen contar con una tela exterior bastante agradable. También hay modelos que, por su diseño, sobre todo los que son claros, no suelen incluir funda exterior.