Estanterías de cocina

BaldasEstantería altaEstantería asimétricaEstantería azulEstantería bajaEstantería blancaEstantería cerradaEstantería colonialEstantería con ruedasEstantería de plásticoEstantería de robleEstantería escalonadaEstantería esquineraEstantería grisEstantería hexagonalEstantería juvenilEstantería negraEstantería nórdicaEstantería para CDEstantería plegableEstantería retroEstantería rosaEstantería verdeEstantería verticalEstanterías a medidaEstanterías antiguasEstanterías colgantesEstanterías cromadasEstanterías cuadradasEstanterías de acero inoxidableEstanterías de almacenajeEstanterías de aluminioEstanterías de bañoEstanterías de cartón
Estanterías de cocina
Estanterías de coloresEstanterías de cristalEstanterías de diseñoEstanterías de estilo industrialEstanterías de forjaEstanterías de hierroEstanterías de maderaEstanterías de maderaestanterías de mimbreEstanterías de oficinaEstanterías de paredEstanterías de pinoEstanterías de pladurEstanterías de resinaEstanterías desmontablesEstanterías estrechasEstanterías metálicasEstanterías modernasEstanterías modularesEstanterías originalesEstanterías para baresEstanterías para despachoEstanterías para despensaEstanterías para dormitoriosEstanterías para garajeEstanterías para juguetesEstanterías para ropaEstanterías para salónEstanterías para terrazasestanterías para vinosEstanterías pequeñasEstanterías redondasEstanterías rojasEstanterías rústicasEstanterías vintageSistemas de estanteríasVitrina estantería
estanterías de cocina

Contenido

  • Estanterías para cada cocina
  • Materiales para tus estanterías de cocina

Nunca nos sobra el espacio de almacenamiento, especialmente en la cocina. Cada día tenemos más y más cosas que necesitan ser guardadas en algún sitio; ya sean botellas de vino, vasos, botes de especias, pequeños electrodomésticos, paños… Y lo peor es cuando las cosas desaparecen detrás de las puertas de los armarios y es imposible encontrarlas. Las estanterías de cocina son ¡la solución ideal!

Estanterías para cada cocina

Cada cocina es diferente y su organización se debe adaptar a las posibilidades que cada una tiene. Una vez hemos colocado los muebles imprescindibles así como un frigorífico y unos fuegos o vitrocerámica, debemos aprovechar el resto del espacio disponible como espacio de almacenaje.

Si una cocina es grande y ya la tenemos completamente amueblada, añadir unas estanterías de cocina es la mejor opción para rellenar espacios. Existen estanterías de cocina sencillas así como estanterías diseñadas con una finalidad específica, como por ejemplo las estanterías para botellas de vino o para guardar especias. Las estanterías pueden tener desde una balda a todas las que tu quieras y tu espacio te permita.

Una cocina con estanterías resulta además mucho más espaciosa que una cocina llena de gabinetes hasta el techo ya que estas ocupan menos y dan mayor sensación de amplitud.

Si una cocina es pequeña, las estanterías siguen siendo de lo más adecuadas a la hora de almacenar cosas. En este caso, en vez de una estantería de pie, podemos utilizar estanterías de cocina colgantes. Se trata de una o varias baldas, que montamos a la pared con un par de soportes.

En este caso es importante asegurarnos de que la sujeción es la adecuada para el peso que vamos a poner encima. Tampoco debemos descuidar el lugar donde vamos a colocar la balda; nunca encima de los fuegos o de otra fuente de calor.

Lo mejor de las estanterías de cocina colgantes es que podemos aprovechar casi cualquier lugar como espacio de almacenamiento y solo nos hace falta una o varias tablas para montarlas a nuestro gusto ¡son completamente personalizables!

Materiales para tus estanterías de cocina

Al igual que con cualquier otra pieza de mobiliario para la cocina, las estanterías se pueden encontrar en distintos materiales como la madera, el acero inoxidable, el plástico o el aglomerado de fibras. Tu elección depende en gran parte del estilo decorativo así como de tu gusto personal.

Deberás tener en cuenta que es mejor decidirse por un material y un acabado fácil de limpiar ya que la suciedad se acumula rápido en la cocina.