,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

faroles de exterior

Eléctricos, solares o con velas, los faroles de exterior aportan una luz cálida y única a tu balcón, terraza o jardín durante las noches de verano. ¡Son tan decorativos! Aportan luz puntual, algunos emiten aromas frescos o son antimosquitos, y los de led ahorran energía. Crean un ambiente tan acogedor, que no podrás dejar de marcarte un buen farol.


Contenido

  • Tipos de faroles de exterior
  • Cómo decorar con faroles de exterior
  • ¿Dónde y cómo pongo mis faroles de exterior?
  • Los faroles no son solo para el verano

Tipos de faroles de exterior

  1. Faroles de exterior con velas: son los más románticos. Los portavelas tienen diseños muy versátiles y variados para dar un toque veraniego a los espacios urbanos, de campo y de playa. Su tenue luz es muy inspiradora y relajante. Cuentan con una o varias aperturas para que la vela respire y pueda emitir aroma.
  2. Faroles de exterior solares: no necesitan cables ni enchufes, ya que su luz se recarga con energía solar. Son eficientes y fáciles de transportar allí donde se necesiten.
  3. Faroles de exterior eléctricos: se enchufan a la corriente eléctrica y listo. No debes recargarlos con velas y son la mejor opción para iluminar un rincón fijo. Usa leds para que duren más tiempo y sean más respetuosos con el medio ambiente.

Cómo decorar con faroles de exterior

Los hay para todos los estilos. Si escoges bien los modelos de faroles de exterior, reforzarás el look de tu porche o terraza.

  • Faroles de fibras naturales: este tipo de piezas con cuerpos trenzados de fibras vegetales dan un aire bohemio a tu exterior. Si apuestas por este estilo, la luz de su interior se irradiará con bonitos destellos entre los huecos que deja el trenzado. ¡Mágico!
  • Faroles metálicos y con cristal: en esta categoría podemos distinguir entre los diseños modernos, de líneas rectas, lisos, con estructura metálica en gris o negro, y pantallas de cristal transparente. Por otro lado, encontramos los faroles metálicos de líneas curvas y cristales esmerilados, de tono más clásico.
  • Faroles étnicos: si deseas darle un ambiente de las mil y una noches a tu terraza, a opción está clara. Los faroles de estilo árabe, con cristales en ámbar, darán en la diana.
  • Faroles vintage: en chapa y tono crema, los faroles de estilo romántico añadirán encanto a un jardín.
  • Faroles nórdicos: nada tan sutil como la combinación de base de madera y cuerpo de cristal para lograr un aire nórdico en nuestro exterior. Si el vidrio es de colores, sumarás alegría.
  • Faroles de papel: un toque naïf no solo apto para verbenas. Crea una atmósfera veraniega y festiva con este tipo de faroles de papel. Que normalmente poseen forma circular.
  • Faroles de gres: esta versión no es apta para colgar, a no ser que tengas un gancho resistente, debido a su peso. Pero quedan ideales como centros de mesa elegantes y artesanales.

¿Dónde y cómo pongo mis faroles de exterior?

El diseño de los faroles condiciona su uso y ubicación, aunque suelen ser piezas ligeras, con asas para colgar y muy versátiles.

Puedes tener faroles anclados a la pared (tipo aplique), colgados de ramas de un árbol, faroles de pie o los faroles de sobremesa y suelo, que puedes situarlos donde más te apetezca.

Los faroles anclados a la pared son perfectos como luz general, puedes encenderlos como si encendieras la luz de tu salón.

Para los faroles de pie se necesita un espacio exterior más grande, para poder ponerlos en lugares estratégicos y que iluminen sin molestar a nadie.

Mientras que los faroles con velas podríamos considerarlos como los comodines, se pueden llevar de aquí para allá. Además disponen de un asa para poder colgarlos donde quieras. Gracias a estas posibilidades puedes ponerlos en el centro de la mesa, colgados de una rama para crear una iluminación especial o simplemente en puntos estratégicos de tus exteriores.

Los faroles no son solo para el verano

En invierno, puedes llevar los farolillos dentro de casa y cambiará el interiorismo. Prueba a colocar en el recibidor o el salón un diseño de ratán, sobre el suelo, o elige los más pequeños para la estantería del baño o si quieres alegrar la atmósfera del dormitorio juvenil. Los tipo casita son geniales para cuartos infantiles.


,