Fulares

Abanicos antiguosAbanicos de diseñoAbanicos de maderaAbanicos japonesesAbrebotellasAbrecartasAccesorios de calaverasAccesorios para dormirAcuarelaAcuariosAgendaAjedrezÁlbum de fotosÁlbum de fotos para bodasAlfombrilla de ratónAlpargatas de espartoAltar de floresAndadorAnillo de compromisoAntifacesAntifaz para dormirAntorchasArenaArroceraArtículos de carnavalArtículos de fiestaArtículos de oficinaArtículos de papeleríaArtículos deportivosArtículos para bebésAuricularesAzulejos de cocinaAzulejos para patiosBaldosas para terrazasBanderinesBanderines para bodasBandolerasBandoleras de hombreBandoleras de pielBandoleras escolaresBañeras acrílicasBaraja de cartasBásculas de bañoBelenes infantilesBelenes tradicionalesBillarBilleterosBilleteros de pielBingoBiombosBiombos para terrazasBodegonesBolas de nieveBolígrafoBolsa de aguaBolsa de la compraBolsa multiusosBolsas de telaBolso para pañalesBolsos de fiestaBolsos de manoBolsos de mano doradosBolsos de mano negrosBolsos de mano para bodasBolsos de pielBolsos grandesBolsos pequeñosBombas de bañoBotas de aguaBrazaletesBrazaletes de plataBrazaletes doradosBrochasBrochas de pinturaBroches de fieltroBroches de floresBroches de noviaBroches de plataBroches de telaBroches doradosBroches elegantesBroches para el peloBroches para vestidosBroches vintageBufandas circularesBufandas de crochetBufandas de ganchilloBufandas originalesBufandas para niñosCaballeteCaballete para PCCabeza de ciervoCachimbaCajas de bombonesCalaveras de coloresCalaveras de cristalCalaveras de metalCalaveras de piedraCalaveras decorativasCalaveras doradasCalaveras pintadasCalaveras plateadasCalculadoraCalendarioCalendario de advientoCámara de fotos decorativaCamping gasCandadosCaretasCarpetaCarteles antiguosCarteras de fiestaCarteras de hombreCarteras de manoCarteras de mujerCarteras de pielCarteras escolaresCarteras juvenilesCartulinasCasco de bicicletaCelosías para terrazasCeniceroCenicero blancoCenicero con tapaCenicero cuadradoCenicero de aguaCenicero de barroCenicero de bolsilloCenicero de cristalCenicero de diseñoCenicero de exteriorCenicero de maderaCenicero de metalCenicero de paredCenicero de pieCenicero de plataCenicero de porcelanaCenicero giratorioCenicero negroCenicero originalCenicero para purosCenicero redondoCenicero rojoCenicero vintageCeniceros decorativosCeras de pinturaChairaChalChampúChupeteChupeteroCinta adhesivaClutchCojín de viajeColgantesColgantes de oroColgantes de plataColgantes originalesColgantes personalizadosCollares bohoCollares con abaloriosCollares con floresCollares de cueroCollares de perlasCollares hawaianosCollares hippiesCollares indiosCollares largosCollares modernosCollares originalesCollares para perrosCollares vintageCometaConchasConchas decorativasConfeti para bodasCorbatas estrechasCorbatas juvenilesCorbatas modernasCorbatas originalesCorbatas para bodasCorbatas para niñosCorbatas personalizadasCrema de duchaCrema hidratanteCuaderno de pinturaCuaderno de viajeCuadernos de dibujoCubileteDadosDamasDardosDesodoranteDiadema de floresDifusoresDispensador de aguaDominóEl juego de la ocaElectrónicaEscultura de maderaEsculturas de cerámicaEspátulaEsponjaestampados de calaverasEstatuas para patiosEsterilizador de biberonesEsterilla de yogaEstuche de dibujoEstufasExfolianteExprimidorFarolillos para bodasFiguras de porcelanaFiltro para infusionesFlexoFlores de papel para bodasFlores para bodasFlores para las damas de honorFlores secas
Fulares
Fulares de fiestaFulares para bodasFundas para ipadFundas para móvilesFutbolínGafas de piscinaGargantillas de oroGargantillas de plataGemelosGirolleGlobo terráqueoGlobos de luz para bodasGorro de piscinaGorros para niñosGramófonoGuirnaldaGuirnaldas decorativasHeladeraHoja de palmaHueverasHumidificadorIdeas para regalarImágenes de calaverasImpresoraInciensoJoyasJuegosJuegos de cartasJuegos de mesaJuegos de mesa para dosJuegos de mesa para niñosJuguetes de maderaJuguetes para bebesKit de afeitadoKit de belleza para hombresLáminas de paisajesLápizLazos para bodasLecheraLenceríaLibretasLibretas bonitasLibretas de coloresLibretas de diseñoLibretas originalesLibretas pequeñasLibretas personalizadasLinternas frontalesLinternas LEDMaleta de manoMaletas antiguasMaletas de coloresMaletas grandesMaletas rojasMaletas rosasMaletín para laptopMaletinesManta eléctricaMantequilleroMapa náuticoMapamundiMaquetasMáquina de escribirMáquina de pompas de jabónMarcadoresMarcapáginasMarionetasMáscaras africanasMesa de billarMoldes de galletasMoldes de magdalenasMoldes de siliconaMoldes desmontablesMoldes para gelatinaMolinillo de pimientaMonitorMonitor para bebésMorteroMóvil para cunaMultirizadorNeceser de maquillajeNotas adhesivasÓleo sobre lienzoOrejerasOrganizador de bolsosOrganizador de escritorioOrigamiPaipáiPaletaPalilleroPalillos chinosPañales de telaPancartas de bodasPapel de arrozPapel machéPapel pinochoPapel recicladoParaguas de noviasParaguas para bodasParagüeroParchísPatinesPecerasPeinePelotas de pilatesPeluchesPersianas para balconesPesasPiedras decorativasPijamaPiñatasPincelesPintura para la caraPinturas decorativasPinturas para azulejosPisapapelesPiscinas para bebésPiscinas para terrazasPizarra de corchoPizarra infantilPlancha de peloPlumaPluviómetroPompas de jabón para bodasPorta joyasPortabebésPortaceloPortadocumentosPortadocumentos de pielPortafoliosPortalápicesPortaminasPortarretratosPostalesPrensador de ajosProtectores de cunaRamos de noviaRatónReglaRegletaRelojes de pulseraRizador de peloRodillerasRodillo de cocinaRotuladoresRotuladores de tizaSacacorchosSacalechesSecador de peloSellosSet de manicuraSet de maquillajeSet de sushiSonajeroSubrayadoresTacos de billarTapicesTarimaTarimas para terrazasTarjeteroTatamiTejas decorativasTelas de calaverasTelas estampadasTelas impermeablesTelas infantilesTeléfono antiguoTémperasTermómetroTermómetro exteriorTinajasTinteroUtensilios para cupcakesVaciadorVaporeraVarillas de batirVasijasVasos con floresVeletaVinilos para dormitoriosWashi tapeYogurteraZafuZapatillas de casaZuecos de madera
Fulares

Contenido

  • Origen de los fulares
  • Fulares portabebés

Con la llegada del otoño, cuando empieza a refrescar pero todavía no hace tanto frío como para ponernos una bufanda, los fulares son los accesorios perfectos para darle un toque de color a nuestro vestuario. Comenzamos a guardar los vestidos frescos de verano y las camisetas de tirantes en el fondo del armario y sacamos poco a poco la ropa de entretiempo: chaquetas, botas o incluso accesorios como paraguas, de los que ya nos habíamos olvidado por completo.

En Westwing nos encanta el otoño: las hojas de los árboles se tiñen de distintos tonos de amarillo, marrón y rojo, los días son más frescos y los escaparates de las tiendas se llenan de las nuevas tendencias de otoño invierno para este año. Las tiendas nos ofrecen innumerables accesorios para combinarlos con nuestras chaquetas, desde fulares hasta collares o incluso originales broches.

Origen de los fulares


Por mucho que su nombre nos pueda sugerir un origen francés, los fulares se utilizaban hace más de 3000 años en Oriente Medio. Las mujeres solían llevar este accesorio para cubrir su cabello por motivos religiosos, una práctica que aún está extendida entre musulmanes y ortodoxos hoy en día.

A comienzos del siglo XIX, la emperatriz Josefina Bonaparte comenzó a adquirir fulares y pashminas traídos desde la India para añadir a su colección personal. Ya en el siglo XX, las casas de moda más famosas de París empezaron a comercializar fulares como si se tratara de obras de arte,  y elaborados con todo tipo de detalles y diseños únicos y exclusivos.

En 1937 la firma de renombre Hermés presentó su colección de fulares para mujer inspirados en la equitación, la cual gozó de gran éxito entre la nobleza europea. Posteriormente, el fular se convirtió en un accesorio de moda de la mano de mujeres tan distinguidas como Grace Kelly o Jackie Kennedy.

Fulares portabebés


Existen innumerables tendencias por lo que respecta al cuidado de nuestro bebé. Sin embargo, además de  ser una moda, utilizar un fular a modo de portabebés ofrece incontables ventajas para nuestro pequeño. Llevar a nuestro bebé cerca de nuestro pecho nos permite reforzar y fortalecer ese vínculo tan especial entre mamá y bebé. Además, dentro del fular, nuestro pequeño se siente más seguro y tranquilo, debido a que le recuerda a su estancia en el útero materno.

Los fulares nos ofrecen infinitas posibilidades, tanto en las maneras en las que podemos llevarlos como en los usos que les podemos dar, como por ejemplo a modo de portabebés. ¡Elija el fular que mejor se adapte a su personalidad y déjese inspirar!