,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

Fundas de almohada

Contenido

  • Los mejores materiales para las fundas de almohada
  • ¿Qué medidas necesito para mi funda de almohada?
  • Cómo mantener mis fundas de almohada como nuevas
  • Diseños de tendencia para fundas de almohada

Las fundas de almohada, además de proteger y garantizar la higiene y durabilidad de tu cojín, evitan el desgaste, las manchas y la aparición de hongos y humedades. Además, procuran por la comodidad, velando por la protección de nuestra cara y cabello durante las horas de sueño. ¡Sin dejar de mencionar que son decorativas! Veamos qué materiales y tejidos son los más adecuados, las distintas medidas para que tu funda de almohada se adapte como un guante y los diseños de tendencia. Pasas en torno a 8 horas en contacto con la almohada, así que merece la pena seleccionar la mejor funda para tus sueños, ¿no crees?

Los mejores materiales para las fundas de almohada

Las almohadas son elementos esenciales en nuestras camas. Todo juego de ropa de cama incluye fundas para proteger los cojines. Piezas de tela que son más fáciles de lavar y cambiar que las almohadas en sí. ¿Sabías que hay fundas de almohadas hechas con materiales antibacterianos, con propiedades antialérgicas e impermeables?

  1. Fundas de almohada de percal: el percal no es un material, sino una técnica de tejido que se puede llevar a cabo con diferentes materiales. Puede ser 100% algodón, con mayor calidad y suavidad, o mezclado (50% algodón, 50% poliéster), que es más económico y fácil de planchar. El percal se usa mucho en la fabricación de ropa de cama por su durabilidad y suavidad.
  2. Fundas de almohada de algodón: este material, además de ser natural, es cómodo, versátil, resistente, fácil de limpiar, hipoalergénico y suave. Cuando hace frío, es un buen aislante térmico, y cuando hace calor, es muy fresco y agradable. El algodón egipcio es considerado el de mayor calidad por el alto contenido de hilos en su confección. Es perfecto para usar durante las estaciones más templadas, como la primavera y el otoño.
  3. Fundas de almohada de franela: son la opción perfecta para la temporada de invierno. Su toque aterciopelado proporciona confort.
  4. Fundas de almohada de satén: el satén está hecho a base de algodón, pero con un acabado más brillante y suave.
  5. Fundas de almohada de seda: si tienes la piel sensible y el cabello quebradizo, prueba a dormir con una funda de almohada de seda porque te ayudará a evitar la fricción del pelo y su rotura. La seda es un tejido 100% natural, hipoalergénico, antiácaros y no absorbe el polvo. Tampoco absorbe la humedad, lo que se traduce en una piel más hidratada y en un pelo más fuerte y brillante.
  6. Fundas de almohada de lino: es otro tejido natural con una textura muy agradable y que no es necesario planchar. Muy absorbente y ligero, es ideal en climas cálidos.
  7. Fundas de almohada de nylon: fabricada a partir de un polímero sintético, es una tela altamente resistente. No absorbe agua, así que es muy propicia para climas húmedos.

¿Qué medidas necesito para mi funda de almohada?

Lo primero, antes de comprar tus fundas de almohada, es medir exactamente tu cojín para evitarse sorpresas desagradables y que sobre o, lo que es peor, falte tela. Te damos algunas medidas estandarizadas que pueden ayudar a orientarte:

  • Para almohadas de 70 cm necesitarás fundas de 45×85 cm
  • Para almohadas de 75/80 cm necesitarás fundas de 45×95 cm
  • Para almohadas de 90 cm necesitarás almohadas de 45×110 cm
  • Para almohadas de 105 cm necesitarás almohadas de 45×125 cm
  • Para almohadas de 135 cm necesitarás almohadas de 45×155 cm
  • Para almohadas de 150-160 cm necesitarás almohadas de 45×170 cm

Para una cama de 90 cm, la funda de almohada ideal suele ser la de 45×110 cm. Para una de 105 cm, la funda deberá ser de 45×125 cm. Para una cama de 135 cm, la funda de 45×155 cm. Para una cama de 150 cm, fundas de 45×170 cm. Y para camas de 180-200 cm, necesitarás dos fundas de almohada de 45×100 cm cada una.

Cómo mantener mis fundas de almohada como nuevas

Para mantener una correcta higiene de tus fundas de almohada, deberás seguir algunos consejos prácticos:

  • Cambiar las fundas de almohada cada semana.
  • Lavarlas con el detergente adecuado, dependiendo del color que sean, preferiblemente neutro.
  • Mira bien en su etiqueta las especificaciones de lavado, secado y planchado de cada fabricante, para saber si has de lavarlas con agua fría o a 60º.
  • A la hora de planchar, vuelve a mirar la etiqueta del fabricante. Algunos tejidos no admiten plancha de vapor, por ejemplo.
  • Guárdalas en un lugar limpio, fresco y seco.

Diseños de tendencia para fundas de almohada

Si escoges un juego de cama completo, en general vienen las fundas nórdicas o sábanas encimeras (dependiendo si es de invierno o de verano) junto con sus fundas de almohadas, a conjunto. Pero también tienes la posibilidad de comprar fundas de almohada por separado. En este punto debemos distinguir entre las fundas de almohada para dormir y las fundas para almohadas decorativas, que se ponen sobre las primeras para dar un plus de confort y decoración a la cama. Las primeras suelen ser lisas o del mismo estampado que el resto de ropa de cama, mientras que las segundas dan un poco más de juego.

Tip: cambia las fundas de tus almohadas y cojines decorativos de cama teniendo en cuenta la estación del año. Más tupidas y de colores más neutros para invierno, tostados para otoño, pasteles y florales para primavera y de rayas o blancas para verano.

Se llevan las fundas de almohada de color mostaza y/o azul intenso. Una combinación elegante y moderna.


,