lamparas de cemento

Contenido

  • Cemento: versátil y eterno
  • No solo gris
  • Lámparas de cemento para todos los rincones
  • Las parejas ideales del cemento

El cemento y el hormigón son materiales que irrumpieron en la decoración de la mano del look industrial y se han hecho un hueco en los interiores más allá de los ambientes decorados en este estilo minimalista y de tanto carácter. Aplicados en suelos y paredes, su fuerza decorativa es brutal. Pero también marcan estilo en piezas como lámparas. Las lámparas de cemento, de hecho, son máxima tendencia. Sobrias, elegantes y muy personales, son piezas que se adaptan a todos los estilos y encajan con todos los materiales.

Cemento: versátil y eterno

El cemento aplicado en decoración se ha revelado como un material tremendamente versátil capaz de cubrir desde un suelo a la encimera de la cocina o a la estructura de una lámpara. En concreto, las lámparas de cemento, en el gris original de este material, combinan a la perfección con cualquier otro color que domine en la estancia y, por supuesto, con cualquier otro material. Es una especie de “neutro” que queda bien donde lo pongas y tiene vocación de complemento decorativo eterno, tanto por su estética, que no pasa de moda, como por la resistencia del material, que resulta muy duradero.

No solo gris

Como hemos dicho, el gris original del cemento, convierte las lámparas hechas con este material en piezas que sobreviven a modas y estilos. Pero ese cemento también puede encontrarse tintado en tonos distintos. Da igual en qué color lo elijas. Su textura irregular y rugosa le aportará la misma fuerza y versatilidad.  

Lámparas de cemento para todos los rincones

Westwing cuenta con un amplio abanico de lámparas de cemento. Todos, modelos con un look moderno y atemporal. Elijas una lámpara de comedor de cemento, una de pie o una de sobremesa, conseguirás que la estancia gane carácter y mucho estilo.

• Lámparas de cemento de techo: sus volúmenes sencillos y su apariencia rugosa, crean lámparas de techo con mucha fuerza. La lámpara Edo, de Sollux, se compone de tres cilindros de acero y hormigón que cuelgan en paralelo y que ofrecen une estilo moderno y minimalista tanto a la mesa de comedor como a la barra de la cocina. También puedes optar por elegir el modelo de un solo cilindro, que podrás colgar sobre las mesitas de noche o en una esquina del salón, por ejemplo, para dar un punto de luz que aporte riqueza lumínica al espacio. Estos cilindros también tienen su versión 100% cemento, como la lámpara de techo pequeña Fadre.

• Lámparas escultura: también de techo es la lámpara pequeña de vidrio y hormigón Zero. Compuesta de dos esferas, una de cemento de gris o blanco sobre otra de vidrio blanco, es ideal para estilos industriales contemporáneos, puesto que se convierte en una especie de pequeña escultura colgante muy decorativa.

• De pie: las lámparas de suelo en arco están de moda. El modelo Brok, de Westwing, es una lámpara grande, de estilo industrial, con una base de hormigón gris claro que le da estabilidad y solidez. La estructura, de metal con acabado vintage, combina a la perfección con el hormigón y queda ideal junto a muebles de cualquier material. Y la pantalla, de franela, le da la calidez que el cemento necesita. Pero si las curvas no son tus favoritas, también puedes optar por una lámpara de pie de estructura recta, como la Pipero, de Westwing Collection, con una base cilíndrica de cemento, una estructura de dos barras metálicas paralelas y una pantalla de tela negra o blanca. Es elegante, moderna y encaja tanto en ambientes más clásicos como en los más modernos. La firma It’s about Romi también cuenta con dos lámparas de suelo con base de cemento y estructura en metal negro o dorado, con pantalla metálica negra o sin pantalla, solo con un racimo de bombillas colgante.

• De sobremesa: otro de los lugares donde las lámparas de cemento quedan geniales es sobre una consola, un aparador o cualquier rincón que reclame un punto de luz. En Westwing podemos encontrar distintos modelos según el estilo que busquemos:

-para los más chic: la lámpara de mesa grande de hormigón Mosaik, de Westwing Collection, con un cuerpo realizado con un cilindro de hormigón con estampado de terrazo, estructura bronce mate y pantalla de tela rosa palo, como el cable eléctrico.

-para los más clásicos: tanto la lámpara de mesa grande de cemento Kaya, con el cuerpo en cemento gris oscuro o claro, como la Ike, más ancha y redondeada, son modelos que encajan en ambientes clásicos o contemporáneos. También la lámpara Pipero, en su versión de sobremesa, es ideal para este tipo de estilo.

-para los más modernos: sin duda, las lámparas de cemento pequeñas Christina, de Nordlux, y Alma, de Westwing Collection, con sus formas irregulares, quedarán ideales en ambientes de corte moderno o incluso skandi. Acompañalas de detalles decorativos como esculturas, jarrones también de cemento, libros de arte y velas, y el conjunto será de lo más estiloso.

• Apliques: también puedes elegir lámparas de cemento para dar un punto de luz a las paredes de tu casa. El aplique pequeño de hormigón y vidrio Zero es simple y queda bien tanto en un salón como en un baño. Así de versátil es. También puedes elegir el modelo Chanty, con bombilla tipo Edison, y cuerpo en forma de cilindro de cemento de color gris. Estos apliques también los puedes instalar en el techo de estancias pequeñas como el baño o el vestidor, por ejemplo.

Las parejas ideales del cemento

Si te decides a iluminar tus espacios con lámparas de cemento, una buena idea es acompañarlas con piezas realizadas en materiales que lo hagan destacar o añadan calidez. Así, el metal dorado le dará brillo, mientras que el negro potenciará su fuerza. Si combinas el cemento con maderas, harás que el espacio parezca más cálido, y si además añades textiles de lino, algodón o punto, de colores claros, estarás dándole luz y un toque suave que agradecerá. Por último, no te olvides de decorar con plantas: el verde natural combina muy, muy bien con el cemento. Compruébalo.