,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

Lámparas de mimbre

Contenido

  • El mimbre: un material versátil y ecológico
  • Consejos para comprar lámparas de mimbre
  • Cómo mantener las lámparas de mimbre como nuevas

Las lámparas de mimbre están triunfando. Y es que no solo son para verano y exterior, sino que se adaptan a todo tipo de interiores, sea la estación del año que sea. Realizadas en fibra vegetal, aportan naturalidad y frescura al ambiente. De techo o sobremesa, al natural o en blanco, en estilo mediterráneo, tropical, rústico o nórdico… Las lámparas de mimbre ¡son la caña!

El mimbre: un material versátil y ecológico

Las lámparas de mimbre suelen fabricarse de forma artesanal. Su materia prima no es una planta, sino las ramas finas, largas y flexibles que se obtienen de los sauces y que se tejen para crear muebles, cestos y, como no, lámparas. Se usan desde tiempos prehistóricos y en los últimos años han vuelto a cobrar protagonismo en la decoración, por su sostenibilidad, resistencia y ser un producto natural.

Su color varía del marrón oscuro al amarillo suave y se puede tintar, así que la versatilidad decorativa está asegurada.

Lámparas de mimbre para todos los estilos

  • Rústico-campestre: los modelos tipo cesto quedan perfectos en porches y comedores de casas de campo. Refuerzan su imagen con ese toque silvestre fascinante.
  • Mediterráneo: en forma de pez o deshilachadas, las lámparas de mimbre también son aptas para las casas de playa. Aportan ese aire costero tan elegante y fresco.
  • Nórdico: las versiones de lámparas de mimbre más simples, de líneas redondeadas y tonos claros, se llevan fenomenal con el estilo nórdico. Le añade naturalidad y calidez.
  • Tropical: las tipo pai pai o sin rematar significarán el detalle de estilo final para espacios en los que se quiera respirar la frondosidad y riqueza de la selva y los paraísos tropicales.
  • Zen: las lámparas de mimbre tipo maxi farolillo conceden a los espacios cierta espiritualidad, con su luz tamizada a través de los orificios que deja el mimbre. Ideales para momentos de meditación.
  • Boho: las lámparas de mimbre son un must en el estilo bohemio-chic. De hecho, son una seña de su identidad. Un comedor neutro se puede transformar en boho con una lámpara de techo de mimbre.

Consejos para comprar lámparas de mimbre

  1. Juega con las formas: redondas, ovaladas, cuadradas… Este tipo de lámparas pueden tomar múltiples formatos. La clave está en elegir un modelo acorde con tus gustos y necesidades.
  2. Si tienes la suerte de contar con un techo alto, elige una lámpara de mimbre grande, proporcionada con el espacio, para que no pase desapercibida.
  3. Si tus techos son estándar, mejor piezas medianas o pequeñas. El tamaño de tu lámpara de mimbre debe ser proporcionado al espacio que ilumine. Toma medidas y recuerda: la lámpara del comedor debe ser al menos 30 cm más pequeña que el sobre o superficie de la mesa. Guarda entre 50-80 cm de distancia entre la mesa y la lámpara.
  4. Combínalas con plantas y flores: son un match perfecto.
  5. Se adaptan a cualquier estancia, pero en el comedor o en un dormitorio infantil son las reinas. Añaden frescura y calidez a partes iguales.
  6. Las lámparas de mimbre teñidas de colores pastel son piezas idóneas para cuartos infantiles, mientras que las naturales, con su característico tono marrón rojizo se adaptan a comedores luminosos. Si tu sala es oscura, opta por una lámpara de mimbre en amarillo claro.
  7. Las lámparas de mimbre son más rígidas que las de esparto, por ejemplo. El mimbre es un material robusto y, a pesar de su apariencia frágil, tiene una durabilidad similar a la madera. Así que no te preocupes por su resistencia.
  8. Si escoges un modelo con un trenzado más prieto, ten en cuenta que la luz que emitirá será más tupida. Si eliges una lámpara de mimbre con un trenzado que deje huecos más anchos, emitirá más luminosidad.

Cómo mantener las lámparas de mimbre como nuevas

El mimbre puede lavarse con agua, pero ojo, no lo mejes excesivamente. No es aconsejable meter las pantallas de las lámparas de mimbre bajo el agua del grifo o rociarlas con el chorro de una manguera. Así evitarás la aparición de hongos y moho. Si tienes este tipo de lámparas en el exterior, protégelas en los días lluviosos.

Con un mantenimiento semanal, pasando un plumero o un trapo fino, por ejemplo, evitarás que la suciedad se acumule excesivamente en los recovecos de los trenzados.

Si la pantalla de tu lámpara de mimbre se ha manchado, pon un poco de detergente sobre la mancha y frota delicadamente con un trapo húmedo. Si persiste, enjuaga otra vez con jabón y frota. Después deja secar al aire, huyendo del sol directo. También puedes disolver una cucharada de sal gruesa en agua caliente, humedecer un trapo con la mezcla y frotar hasta eliminar la mancha.

Para devolver el brillo a las lámparas de mimbre usa el spray que tengas para limpiar los muebles de interior. Deja que el producto se seque y frota ligeramente. ¡Quedarán como nuevas!


,