Mantas

Contenido

  • Una manta verde, un espacio
  • Mantas de punto grueso sobre la cama
  • Mantas ligeras sobre el sofá
  • Manta verde para la terraza

En los días de frío, pocas cosas son tan agradables como taparse con una manta. Pero no solo nos proporciona calor, sino que también las mantas, resultan ideales para crear espacios personales y acogedores. Sobre todo, en la zona del salón, es donde más nos gusta ver las mantas. Entre algunas de las mantas que nos gustan están las de color verde. Las mantas verdes aportan un toque cálido, fresco y natural al salón. Descubre todos los tipos de mantas verdes que encontrarás en Westwing, así como algunos consejos sobre cómo decorar con mantas. ¿Te lo vas a perder?

Una manta verde, un espacio

Las mantas son textiles que no pueden faltar en casa. Además, añaden un toque diferente, lleno de personalidad, y con mucho encanto. Podemos incluir las mantas en cualquier espacio de la casa, ya sea en el dormitorio, o en el salón. Te damos algunos trucos sobre cómo acertar decorando con mantas en casa:

Mantas de punto grueso sobre la cama

Las mantas de punto grueso son una de nuestras opciones favoritas para colocar encima de la cama, justo en la parte inferior. Son mantas pesadas perfectas para que la cama adquiera un tono más elegante. Visten la cama y, además, dan un toque de calidez al dormitorio. En el caso de que apostemos por mantas verdes de punto grueso, podemos combinarlas con ropa de cama en blanco y cojines estampados con toques verdes, o al revés.

Mantas ligeras sobre el sofá

Pocas cosas hay más agradables que una manta en la zona del sofá. Además de ser un textil perfecto para disfrutar de un plan de película, manta y sofá, lo cierto es que las mantas ayudan a proteger del frío y dan un toque decorativo al salón. Podemos jugar con las mantas alrededor de todo el salón. Desde el sofá, en cestas, o incluso en butacas. También a través de sus tejidos, estampados o colores. Hay que tener en cuenta que las mantas son un elemento decorativo más del salón, por lo que debemos elegir bien para que quede en equilibrio con este espacio.

En cuanto a dónde colocarlas, hay bastantes opciones. Podemos añadir las mantas verdes sobre el respaldo, en algún reposabrazos, o cubriendo parte del sofá. Podemos dejar la manta plegada o algo más revuelta, dependiendo del estilo que busquemos en el salón.

Manta verde para la terraza

El frío no será un impedimento para disfrutar de buenos momentos al aire libre con unas mantas. Si contamos con una terraza, balcón o jardín, lo bueno es que tengamos a mano siempre una manta verde para poder abrigarnos de las noches más frías. Y lo mejor de todo, es que estas mantas se convertirán en un elemento decorativo más de las zonas de exterior de tu casa. Eso sí, hay que guardar siempre las mantas en el interior, para que no se mojen si llueve. En la zona de exterior, podemos jugar con multitud de estampados y texturas, aunque te aconsejamos apostar por mantas gruesas y más calentitas.

Otros rincones donde añadir mantas

Las mantas de color verde tienen la suerte de que se adaptan muy bien a diferentes rincones de la casa. Estos son algunos de ellos:

  • En una escalera de madera. Una forma original de tener colocada una manta es poniéndola en una escalera de madera. Opta por un modelo en verde con algún estampado que le aporte un toque único a este espacio.
  • En el rincón de lectura. Da vida al rincón de lectura con una manta verde. Además, al contar con una manta nos pasaremos nada de frío.
  • En las habitaciones infantiles. En las habitaciones infantiles o en la zona de juegos tampoco pueden faltar mantas. Las mantas protegen a los peques del frío y, además aportan un toque decorativo a sus espacios.