mantas de punto

Las mantas de punto se ha convertido en uno de los protagonistas para decorar, vestir y abrigar cualquier hogar en las épocas de frío. Una manta de punto hace que cualquier habitación se vea más acogedora y calentita, incluso si no se utilizan darán un toque único al decorado de cualquier rincón.

En Westwing apostamos por los productos útiles y estilosos al mismo tiempo, como es el caso de las mantas de punto. ¿Quieres saber más sobre ellas? A continuación, te enseñamos todo lo que necesitas para escoger manta perfecta para ti, para que siempre estés cómoda y calentita ¡Sigue leyendo!

Decorar con mantas de punto:

¡Son tendencia! Las mantas punto causan sensación y es habitual verlas en revistas de decoración o incluso en Instagram. Son calentitas y además son muy fáciles de combinar con cualquier estilo decorativo. Puedes encontrarlas de una gran variedad de colores, elige el tuyo en función del resultado que deseas conseguir:

– Si eliges una manta de punto con tonalidades neutras, conseguirás crear un ambiente equilibrado y muy acogedor.

– En colores pastel, como el rosa, el amarillo, en tonos azulados… aportarás romanticismo, dulzura y feminidad.

– Si tu objetivo es conseguir que la manta destaque sobre el resto de la decoración no dudes en elegirla de un tono que resalte y haga contraste con el sofá o la cama.

– En colores grises, negros o apagados puedes dar un aire más sofisticado y moderno, sin perder el confort y el aire hogareño que ofrece visualmente.

– Si prefieres un color que siempre vaya bien en cualquier espacio y le dé un toque escandinavo y muy acogedor a tu casa, sin duda el blanco puede conseguir el resultado que esperas. Si la pones encima de la cama, añade unos cojines de diferentes texturas y en colores suaves para dar un toque más cálido.

Mantas de punto XXL para el salón o el dormitorio:

Las mantas de punto grueso son perfectas para darle un aire más cálido a la decoración de cualquier estancia. Este tipo de mantas suelen están hechas de lana, aunque también es común encontrarlas de algodón o trapillo. Dale protagonismo a tu cama o sofá añadiendo una manta de punto XXL como si fuera un plaid.

Gracias a su tamaño y textura, son perfectas para decorar la cama del dormitorio, aunque si prefieres, también las puedes utilizarla cubriendo toda la cama a modo de edredón, pero será recomendable colocar una colcha debajo para que entre los puntos no se vea el interior de la cama.

También son muy útiles y decorativas en el salón. Si las colocas en el brazo del sofá o sillón le dará un efecto muy cálido. Si prefieres tenerla recogida, puedes guardarla en una cesta al lado del sofá o mesa de centro, o incluso las puedes dejar en el suelo para crear un ambiente hogareño.

El mejor regalo para el cuarto de los más pequeños:

Conseguir relajar a tu bebé para que se siente confortable y protegido para dormir no es tarea fácil. Si estás buscando una mantita, seguramente una de punto pueda ser tu mejor opción, pero recuerda siempre escogerla de un material suave y delicado como puede ser el algodón o la lana. El tamaño dependerá del peso y la altura del bebé, pero lo más recomendable es que sea lo suficientemente grande como para enrollarlo y llevarlo en brazos sin que se haga incómodo. ¡Decídete por una manta de punto! Mejorará la calidad de sueño y descanso de tu bebé, además de aportar calidez a su dormitorio.

Mantas de punto: son tendencia

Las mantas de punto son tendencia y han llegado para quedarse. Diviértete decorando con cualquier rincón y consigue resultados asombrosos. Inscríbete en el club de compras de Westwing para tener acceso a las mejores ideas y consejos para decorar tu casa y hacerla más acogedora, ¿te lo vas a perder?