Papel pintado

Es sorprendente lo que pueden llegar a transmitirnos los colores; los efectos psicológicos que pueden causar sobre nosotros, sobre nuestro estado anímico, etc. El uso de los colores en decoración es igual de importante que los muebles o el resto de elementos decorativos. Un detalle fundamental de la decoración de interiores es que seamos conscientes de la importancia de combinar y fusionar los colores adecuadamente.

Hay colores que armonizan mucho mejor que otros entre ellos, eso es innegable. Afortunadamente, la oferta de colores de la que disponemos actualmente para pintar las paredes de nuestra casa son infinitas y, aparte de eso, también han ido tomando fuerza otros productos y formas de decorar las paredes, como el papel pintado, que nos permite jugar con diseños lisos, texturas y todo tipo de colores y motivos.

Lo último en papel pintado: el tono gris

Uno de los colores que más desapercibido ha pasado hasta hace poco tiempo ha sido el color gris. Antiguamente, la tendencia era pintar las paredes de blanco por ser el color de la limpieza y la luminosidad. Sin embargo, hoy en día, nos animamos con colores más alegres y versátiles, así como con papeles pintados. Por ejemplo, el papel pintado de este color nos ofrece la posibilidad de salir del tradicional blanco, pero sin arriesgar demasiado. De hecho, el papel pintado gris se convertirá en un elegante rasgo decorativo de cualquier habitación.

Papel pintado