Pluviómetro

Abanicos antiguosAbanicos de diseñoAbanicos de maderaAbanicos japonesesAbrebotellasAbrecartasAccesorios de calaverasAccesorios para dormirAcuarelaAcuariosAgendaAjedrezÁlbum de fotosÁlbum de fotos para bodasAlfombrilla de ratónAlpargatas de espartoAltar de floresAndadorAnillo de compromisoAntifacesAntifaz para dormirAntorchasArenaArroceraArtículos de carnavalArtículos de fiestaArtículos de oficinaArtículos de papeleríaArtículos deportivosArtículos para bebésAuricularesAzulejos de cocinaAzulejos para patiosBaldosas para terrazasBanderinesBanderines para bodasBandolerasBandoleras de hombreBandoleras de pielBandoleras escolaresBañeras acrílicasBaraja de cartasBásculas de bañoBelenes infantilesBelenes tradicionalesBillarBilleterosBilleteros de pielBingoBiombosBiombos para terrazasBodegonesBolas de nieveBolígrafoBolsa de aguaBolsa de la compraBolsa multiusosBolsas de telaBolso para pañalesBolsos de fiestaBolsos de manoBolsos de mano doradosBolsos de mano negrosBolsos de mano para bodasBolsos de pielBolsos grandesBolsos pequeñosBombas de bañoBotas de aguaBrazaletesBrazaletes de plataBrazaletes doradosBrochasBrochas de pinturaBroches de fieltroBroches de floresBroches de noviaBroches de plataBroches de telaBroches doradosBroches elegantesBroches para el peloBroches para vestidosBroches vintageBufandas circularesBufandas de crochetBufandas de ganchilloBufandas originalesBufandas para niñosCaballeteCaballete para PCCabeza de ciervoCachimbaCajas de bombonesCalaveras de coloresCalaveras de cristalCalaveras de metalCalaveras de piedraCalaveras decorativasCalaveras doradasCalaveras pintadasCalaveras plateadasCalculadoraCalendarioCalendario de advientoCámara de fotos decorativaCamping gasCandadosCaretasCarpetaCarteles antiguosCarteras de fiestaCarteras de hombreCarteras de manoCarteras de mujerCarteras de pielCarteras escolaresCarteras juvenilesCartulinasCasco de bicicletaCelosías para terrazasCeniceroCenicero blancoCenicero con tapaCenicero cuadradoCenicero de aguaCenicero de barroCenicero de bolsilloCenicero de cristalCenicero de diseñoCenicero de exteriorCenicero de maderaCenicero de metalCenicero de paredCenicero de pieCenicero de plataCenicero de porcelanaCenicero giratorioCenicero negroCenicero originalCenicero para purosCenicero redondoCenicero rojoCenicero vintageCeniceros decorativosCeras de pinturaChairaChalChampúChupeteChupeteroCinta adhesivaClutchCojín de viajeColgantesColgantes de oroColgantes de plataColgantes originalesColgantes personalizadosCollares bohoCollares con abaloriosCollares con floresCollares de cueroCollares de perlasCollares hawaianosCollares hippiesCollares indiosCollares largosCollares modernosCollares originalesCollares para perrosCollares vintageCometaConchasConchas decorativasConfeti para bodasCorbatas estrechasCorbatas juvenilesCorbatas modernasCorbatas originalesCorbatas para bodasCorbatas para niñosCorbatas personalizadasCrema de duchaCrema hidratanteCuaderno de pinturaCuaderno de viajeCuadernos de dibujoCubileteDadosDamasDardosDesodoranteDiadema de floresDifusoresDispensador de aguaDominóEl juego de la ocaElectrónicaEscultura de maderaEsculturas de cerámicaEspátulaEsponjaestampados de calaverasEstatuas para patiosEsterilizador de biberonesEsterilla de yogaEstuche de dibujoEstufasExfolianteExprimidorFarolillos para bodasFiguras de porcelanaFiltro para infusionesFlexoFlores de papel para bodasFlores para bodasFlores para las damas de honorFlores secasFularesFulares de fiestaFulares para bodasFundas para ipadFundas para móvilesFutbolínGafas de piscinaGargantillas de oroGargantillas de plataGemelosGirolleGlobo terráqueoGlobos de luz para bodasGorro de piscinaGorros para niñosGramófonoGuirnaldaGuirnaldas decorativasHeladeraHoja de palmaHueverasHumidificadorIdeas para regalarImágenes de calaverasImpresoraInciensoJoyasJuegosJuegos de cartasJuegos de mesaJuegos de mesa para dosJuegos de mesa para niñosJuguetes de maderaJuguetes para bebesKit de afeitadoKit de belleza para hombresLáminas de paisajesLápizLazos para bodasLecheraLenceríaLibretasLibretas bonitasLibretas de coloresLibretas de diseñoLibretas originalesLibretas pequeñasLibretas personalizadasLinternas frontalesLinternas LEDMaleta de manoMaletas antiguasMaletas de coloresMaletas grandesMaletas rojasMaletas rosasMaletín para laptopMaletinesManta eléctricaMantequilleroMapa náuticoMapamundiMaquetasMáquina de escribirMáquina de pompas de jabónMarcadoresMarcapáginasMarionetasMáscaras africanasMesa de billarMoldes de galletasMoldes de magdalenasMoldes de siliconaMoldes desmontablesMoldes para gelatinaMolinillo de pimientaMonitorMonitor para bebésMorteroMóvil para cunaMultirizadorNeceser de maquillajeNotas adhesivasÓleo sobre lienzoOrejerasOrganizador de bolsosOrganizador de escritorioOrigamiPaipáiPaletaPalilleroPalillos chinosPañales de telaPancartas de bodasPapel de arrozPapel machéPapel pinochoPapel recicladoParaguas de noviasParaguas para bodasParagüeroParchísPatinesPecerasPeinePelotas de pilatesPeluchesPersianas para balconesPesasPiedras decorativasPijamaPiñatasPincelesPintura para la caraPinturas decorativasPinturas para azulejosPisapapelesPiscinas para bebésPiscinas para terrazasPizarra de corchoPizarra infantilPlancha de peloPluma
Pluviómetro
Pompas de jabón para bodasPorta joyasPortabebésPortaceloPortadocumentosPortadocumentos de pielPortafoliosPortalápicesPortaminasPortarretratosPostalesPrensador de ajosProtectores de cunaRamos de noviaRatónReglaRegletaRelojes de pulseraRizador de peloRodillerasRodillo de cocinaRotuladoresRotuladores de tizaSacacorchosSacalechesSecador de peloSellosSet de manicuraSet de maquillajeSet de sushiSonajeroSubrayadoresTacos de billarTapicesTarimaTarimas para terrazasTarjeteroTatamiTejas decorativasTelas de calaverasTelas estampadasTelas impermeablesTelas infantilesTeléfono antiguoTémperasTermómetroTermómetro exteriorTinajasTinteroUtensilios para cupcakesVaciadorVaporeraVarillas de batirVasijasVasos con floresVeletaVinilos para dormitoriosWashi tapeYogurteraZafuZapatillas de casaZuecos de madera
Pluviómetro

Contenido

  • BREVE HISTORIA DEL PLUVIÓMETRO
  • UN PLUVIÓMETRO DIY

¿Quién dijo que los días de lluvia son aburridos? Tenemos la diversión perfecta para una de estas jornadas: el pluviómetro, un dispositivo que se utiliza para medir la cantidad de agua de lluvia caída en un lugar durante un determinado tiempo. Los pluviómetros van a ser como un juego para los peques, que les van a permitir aprender y entretenerse al mismo tiempo, y por supuesto, van a suponer un gran pasatiempo para saciar la curiosidad de los mayores.

En Westwing estamos siempre buscando nuevas propuestas para hacer regalos originales o ideas diferentes para todo tipo de perfiles. Por eso, el pluviómetro puede ser un objeto con el que sorprender a los adultos y que así complementen su estación meteorológica, o incluso puede ser el regalo ideal para un niño curioso interesado por los fenómenos atmosféricos. ¡Ideas originales y creativas para todos!

BREVE HISTORIA DEL PLUVIÓMETRO


Los pluviómetros son unos instrumentos que miden en milímetros la cantidad de agua precipitada en un lugar. Por ejemplo, si el pluviómetro registra 10 mm significa que si acumuláramos toda esa agua en un espacio plano, la altura del agua alcanzaría los diez milímetros. Si queremos expresarlo en términos de metros cuadros es fácil, ya que cada milímetro equivale a un metro cuadrado.
Desde siempre el hombre ha sentido la necesidad de observar y medir los fenómenos atmosféricos, en este caso la cantidad de lluvia caída. En la antigüedad era importante hacerlo para poder hacer una evaluación o planear el rendimiento de los cultivos. Se hacía de manera muy rudimentaria, tan sólo recogiendo en un recipiente el agua.

Fue a mediados del siglo XV en Corea cuando se creó el primer pluviómetro de bronce, hasta que por fin, en 1662 el británico Christopher Wron diseñó el primer pluviómetro automatizado con cubetas basculantes a las que poco después se les añadió otros parámetros como la temperatura del aire o la dirección del viento.

Hoy en día, el pluviómetro se utiliza con fines profesionales, normalmente en estaciones meteorológicas, donde llevan a cabo registros hidrográficos junto con otros parámetros.  Actualmente también podemos tener un pluviómetro en casa para saber por curiosidad (o interés en el tema) cuánta agua ha caído en nuestra zona o incluso llevar nuestro propio registro

UN PLUVIÓMETRO DIY


Construir un pluviómetro va a resultar una tarea sencilla. Tan solo necesitamos una botella de plástico de forma cilíndrica y transparente, una regla, un embudo y algo de pegamento o silicona. Y esperar a que llueva, claro.

Los pasos para hacer nuestro pluviómetro:

  • Cortamos la botella de plástico por la mitad y nos quedamos con la base.
  • En una de las paredes interiores pegamos la regla con los centímetros hacia fuera para que los podamos ver fácilmente.
  • Colocamos un embudo sobre la botella. La parte más amplia del embudo debe cubrir la abertura de la botella. Si no se sujeta bien o hay huecos habrá que aplicarle un poco de silicona o pegamento.
  • Lo situamos en un espacio abierto y sin obstáculos para que pueda caer en su interior el agua de lluvia. Puede ser un jardín, balcón o terraza.
  • Y lo principal: nos hace falta la lluvia


Para los niños será muy creativo si a este pluviómetro le adjuntamos como regalo un cuaderno donde puedan llevar un registro. De esta manera podrán apuntar el día en el que ha llovido, durante cuánto tiempo, cuánta lluvia ha caído y cómo era el agua: ¿está limpia? ¿está sucia? Un ejercicio muy motivador para que los niños se interesen por las cosas que les rodean.