Rallador de cítricos

AbridorAccesorios para gin tonicAccesorios para quesosAfiladorBatidor plegableBiberón para salsaBol mezcladorBolero para frutasBolsa para legumbresCampana para quesosCatavinosCazoCentrifugador de lechugaColadorCortadoresCreperaCubiertos de postreCuchara coladorCuchara de pastaCuchara imperialCucharas soperasCucharónCuscuseraDescorazonador de fresasDescorazonador de manzanasDescorazonador de tomatesDispensador de especiasEmbudoEmbudo con filtroEncimerasEnfriador de vasosEnsaladeraEscurrecubiertosEscurridorEscurridor salvamantelesEspátula cuadradaEspátula cucharaEspátula limpiadoraEspátula para pescadoEspátula perforadaEspátula ranuradaEspátula redondaEspumaderaEspumadera caladaEstuche de tablas de cortarEstufasExprimidor de limonesFotografía vintageFruteroGofrerasGrasera de carneGrasera de cocinaGrasera de pescadoHerramientasHumidificadorInodoroIslas de cocinaJarra medidoraJarra mezcladoraJarra termoJuegos de caféJuegos de téManga pasteleraManoplaMantelesMantelesMáquina para croquetasMáquinas de coserMartillo de carneMedidor de espaguetisMezclador de aliñoMezclador sazonadorMini mandolinaMolde para empanadillasMolde para lasañaMolde para panMolde para piruletasMolde para pizzaMolde para sticksMoldes para bombonesMoldes para cupcakesMoldes para hielosMoldes para quesosMolinillo de nuez moscadaMolinillo de salMolinillo eléctricoMolinillo para sésamoMultiabridorOlla de barroOrganizador de cubiertos de bambúOrganizador de cubiertos de maderaOrganizador de cubiertos de plásticoOrganizador de cubiertos grandeOrganizador de téPajitasPaneraPaños de cocinaPasapurésPeladorPelador de aguacatesPelador de tomatesPelador de verdurasPicador de ajoPicadoraPie de tartaPiedra de afilarPimenteroPincel de cocinaPinza para albóndigasPinzas de cocinaPinzas para hieloPinzas para pastaPipeta para asadosPortaservilletasPrensa patatasProductos de limpiezaPulverizador de vinagreQueseraQuitaescamasRadio de cocinaRalladorRallador con depósito
Rallador de cítricos
Rallador de cuatro carasRallador de nuez moscadaRallador desmontableRallador finoRallador gruesoRallador multiusosRecogemigasSalSaleroSalero con tapaSeparador de yemasServidor de tartaServilletasServilleterosSistemas de almacenajeSpray de aceiteSpray de cítricosTabla de cortarTabla para panTabla para pizzaTamizTapa para microondasTextiles de cocinaVaso medidor
Rallador de cítricos

Contenido

  • RALLADOR DE CÍTRICOS: LA ESENCIA INSTANTÁNEA
  • ¿PARA QUÉ USAR UN RALLADOR DE CÍTRICOS?

Muchas veces son precisamente los ingredientes más pequeños los que más tienen que decir en el sabor de una receta. Ya sea para darle un toque ácido, picante o especiado, los diferentes aromas con los que podemos trabajar en la cocina nos abren un sinfín de posibilidades. Con un rallador de cítricos tendrás la innovación al alcance de la mano.

En Westwing nos encanta el resultado de combinar una gran diversidad de aromas y sabores en las recetas. Encuentra en nuestras campañas utensilios de cocina de lo más útiles como un rallador de cítricos, un exprimidor de ajos o un exprimidor natural.

RALLADOR DE CÍTRICOS: LA ESENCIA INSTANTÁNEA

¿Quién se puede resistir ante unas galletas recién horneadas con un ligero sabor a naranja? ¿O un bizcocho con un toque de limón? La cáscara de los cítricos siempre se ha valorado en la gastronomía y la alta cocina. Un rallador de cítricos es justamente lo que necesitas para obtener la esencia de tus frutas favoritas en un instante. Un rallador de cítricos debe contar con una superficie ligeramente curvada que presente unos pequeños orificios ligeramente afilados. De esta manera cuando deslizamos el rallador de cítricos sobre la cáscara del limón y ejercemos una ligera presión, la cáscara se irá desprendiendo, bien en pequeños trozos o en elegantes tiras muy estilizadas, sin dañar para nada la carne de la fruta.

¿PARA QUÉ USAR UN RALLADOR DE CÍTRICOS?

Es increíble todas las recetas que podemos alegrar con un ligero toque cítrico. Las frutas como los limones, limas, pomelos, naranjas, etc., tienen cabida en muchas áreas de la gastronomía, desde las bebidas hasta los postres.
  • Decora tus cócteles: un Margarita sería irreconocible sin la acidez tan característica que le otorga la lima, al igual que un agua de Valencia necesita la naranja. Si quieres ir un paso más allá puedes utilizar tu rallador de cítricos para obtener pequeñas tiras de la fruta del cóctel y decorarlos por encima.
  • Repostería tradicional: en nuestro país la repostería tradicional no se concebía sin su típico aroma a limón, naranja o azahar. Dale a tus postres un aire de toda la vida gracias al rallador de cítricos y deleita a tu paladar con un bizcocho de limón o de naranja.
  • Aceite aromatizado: consigue un aliño distinto y delicioso para tu ensalada añadiendo la ralladura de un limón al aceite y dejándolo reposar durante un mes.
Regístrate ahora en Westwing y descubre productos ideales para tu cocina como un rallador de cítricos.