Sillas de paseo

Fundas para sillasFundas para sillas de comedorJuego de sillasMecedorasSillas AcapulcoSillas altasSillas amarillasSillas antiguasSillas apilablesSillas azulesSillas bajasSillas barrocasSillas blancasSillas ButterflySillas ChippendaleSillas colgantesSillas colgantes de maderaSillas colonialesSillas con patas cromadasSillas con patas de aluminioSillas con reposabrazosSillas de aluminioSillas de campingSillas de cocinaSillas de coloresSillas de comedorSillas de comedor modernasSillas de comedor vintageSillas de diseñoSillas de diseño industrialSillas de escritorioSillas de estilo provenzalSillas de estudioSillas de forjaSillas de hierroSillas de jardínSillas de maderaSillas de madera antiguasSillas de madera blancasSillas de madera con asiento tapizadoSillas de madera de diseñoSillas de madera de pinoSillas de madera modernasSillas de madera naturalSillas de madera negrasSillas de madera para cocinaSillas de madera para comedorSillas de madera para niñosSillas de madera vintageSillas de mimbreSillas de mimbre para niñosSillas de oficinaSillas de oficina ergonómicas
Sillas de paseo
Sillas de patioSillas de pielSillas de piscinaSillas de plásticoSillas de playaSillas de ratánSillas de salónSillas EamesSillas ergonómicasSillas flamencasSillas GamingSillas giratoriasSillas grisesSillas isabelinasSillas juvenilesSillas Le CorbusierSillas Luis XVISillas minimalistasSillas modernasSillas moradasSillas naranjasSillas negrasSillas nórdicasSillas PantonSillas para balconesSillas para bodasSillas para el cocheSillas para exteriorSillas para fiestasSillas para terrazasSillas pequeñasSillas plegablesSillas plegables para fiestasSillas plegables para terrazasSillas rojasSillas rosasSillas rústicasSillas tapizadasSillas ThonetSillas TiffanySillas TolixSillas transparentesSillas TulipSillas vanguardistasSillas verdesSillas victorianasSillas vintage

Contenido

  • ¿CUÁNDO COMPRAR UNA SILLA DE PASEO?
  • ¿QUÉ TENER EN CUENTA EN LA COMPRA DE UNA SILLA DE PASEO?

Muchos dicen que un hijo es lo mejor que les ha pasado en la vida. Un hijo es alguien al que amas incondicionalmente y centras todo tu cariño y atención en su protección y su bienestar. Cuando nace un bebé las casas se llenan de accesorios y cosas para bebés como cunas, juguetes, bañeras, ropa de bebé, etc. Hoy en día a los bebés no les falta de nada. No obstante muchas veces descuidamos algo que es esencial para los bebés: las sillas de paseo. Cuando se tiene un bebé se sale a la calle cada vez que el tiempo lo permite, para que a nuestro pequeño le dé el aire fresco y pueda ver mundo. Por ello la elección de la silla de paseo adecuada es algo esencial, puesto que nuestro bebé pasará gran parte de su edad temprana ahí.

¿CUÁNDO COMPRAR UNA SILLA DE PASEO?


Una vez que nuestro pequeño ha crecido lo suficiente ya no necesita cochecitos, sino sillas de paseo, es decir, aproximadamente a partir de los seis meses. No hay una edad establecida para ello, sino que nos iremos dando cuenta de que nuestro bebé cada vez pasa más tiempo sentado y su curiosidad por el mundo que le rodea aumenta. Ese es entonces el momento de cambiarlo del carrito o cochecito de bebés a la silla de paseo. De esta manera nuestro pequeño se podrá incorporar en las sillas de paseo y podrá explorar cuánto quiera.

¿QUÉ TENER EN CUENTA EN LA COMPRA DE UNA SILLA DE PASEO?


Puesto que la silla de paseo es un producto que nos acompañará durante bastante tiempo, no debemos tomar a la ligera la decisión sobre qué tipo de silla de paseo debemos comprar. A continuación le mostramos algunos consejos útiles para todas las madres y todos los padres sobre las sillas de paseo:

• Peso del bebé: no todas las sillas de paseo de bebés soportan el mismo peso. Por eso, si queremos utilizarla durante bastante tiempo, tendremos que asegurarnos de que la silla de paseo podrá aguantar el peso de nuestro pequeño cuando crezca.

• ¿Ciudad o campo?: también es importante el entorno en el que usaremos la silla de paseo. Si la silla de paseo es para el campo esta deberá tener sí o sí cuatro ruedas para asegurar la estabilidad en terrenos menos lisos, mientras que en ciudad nos bastará con dos ruedas.

• Frenos: un aspecto esencial de las sillas de paseo es que los frenos sean fácil de activar, pues cuando el terreno comienza a descender se debería poder frenar la silla de paso con rapidez.

• Accesorios: si estamos conduciendo la silla de paseo no tendremos mucho espacio y movilidad para llevar bolsas, bolsos, ropa, paraguas y demás accesorios. Lo ideal sería que nuestra silla de paseo tuviese capacidad para poder guardar nuestros accesorios y así poder conducirla de manera libre.

La silla de paseo es algo se utiliza con bastante frecuencia y por ello debemos asegurarnos de que la calidad sea buena y de que nuestro pequeño irá cómodo y contento mientras le damos un paseo y nosotros podemos llevar nuestra ropa y accesorios en las sillas de paseo.