,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?


Contenido

  • Sillones de piel: de todo menos aburridos
  • ¿Qué hace tan especiales a los sillones de piel?
  • ¿Cómo debo cuidar mis sillones de piel?

¿Estilo?, ¿elegancia?, ¿confort?, ¡suena de maravilla! Todos estos atributos pueden reunirse en un solo mueble, los sillones de piel. Se trata de piezas únicas, de gran estilo y que gozan de una gran popularidad, son un elemento decorativo clásico desde hace muchos años y no pueden faltar en ningún salón que pretenda tener un estilo elegante.

Sillones de piel: de todo menos aburridos

Si piensas que todos los sillones de cuero tienen el mismo aspecto aburrido, te equivocas. Los sillones de cuero están disponibles en una gran variedad de colores, y cada estilo tiene piezas diferentes con formas muy variadas que dan lugar a sillones de piel únicos.

Sillones orejeros, sillones relax, sillones de oficina, sillones en diferentes estilos como el Vintage, el barroco, el clásico, el industrial o el boho, existen muchísimas posibilidades para que puedas decorar cualquier espacio y disfrutar de la máxima calidad de belleza y confort.

Hoy en día, la tradicionalidad de los sillones de piel clásicos ha dado paso a nuevos diseños. Ahora podemos encontrarlos en colores llamativos como el rojo, azul o amarillo, no necesitas acogerte a un estilo clásico para disfrutar de todas las virtudes de los sillones de piel.

¿Qué hace tan especiales a los sillones de piel?

Ya a primera vista podemos apreciar que se trata de sillones especiales, el revestimiento de piel es un elemento distintivo. Esta fama se debe al tacto especial que ofrecen y al aspecto siempre elegante y decorativo. Si pasas la mano por encima te darás cuenta de que se trata de piezas diferentes, los sillones de piel ofrecen una superficie robusta y resistente que, sin embargo, al sentarte se transforma en cómoda y confortable. Todo ello, junto a su elegancia, hace de los sillones de piel una opción imprescindible que no puede faltar en ningún salón.

Dejando a un lado el aspecto decorativo para centrarnos en su aspecto funcional, no podemos encontrar más que virtudes adicionales. La piel es un elemento natural, y como tal, aporta un aire de vitalidad a cualquier espacio que habite, pero además, es un elemento que tiene una vida muy duradera. Los sillones de piel son una elección que puedes utilizar durante muchos años, incluso diferentes generaciones si se cuidan debidamente.

Estas piezas pueden dar vida a salones, comedores e incluso a tu dormitorio, los sillones de piel, pueden cambiar por si solos el aspecto general de cualquier habitación, combínalos con el sofá de 2 o 3 plazas.

¿Cómo debo cuidar mis sillones de piel?

Su cuidado es muy importante, la piel es un material natural con unas condiciones especiales, y es capaz de ofrecer condiciones únicas, especiales, y durar más que ningún otro material. Pero para ello, como todos los muebles necesitan de unos cuidados, si los cuidas bien, podrás disfrutarlos durante mucho tiempo como el primer día.

Los sillones de piel necesitan de unos productos especiales que debes pasarles una a dos veces al año. Hay productos especiales que puedes encontrar en cualquier tienda, solo necesitas pasarles un paño. Y, sobre todo, evita a toda costa utilizar cepillos y otros tipos de productos que puedan rascar la piel, tampoco utilices nunca la aspiradora ni otros productos no especializados en pieles como aceites o amoníacos. Y para terminar, pasándoles unas cremas humectantes una o dos veces al año, tendrás los sillones de piel para que los disfrutes durante muchos, muchos años.

Si has despellejado o rasgado los sillones de piel, puedes pegar el trozo de piel con cola y luego pasarle una capa de cera. Evita también dejarlos al lado de las ventanas que los expongan mucho tiempo a la luz del sol.

Su mantenimiento es muy sencillo y muy rápido, ten cuidado en su uso y ¡disfrútalos!


,