,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

sofas 4 plazas

Contenido

  • ¿Qué sofá necesito para mi salón?
  • Las medidas más habituales para sofás de 4 plazas
  • Las formas más prácticas para sofás de 4 plazas
  • Los colores y materiales más apropiados para un sofá de 4 plazas

Los sofás de 4 plazas ofrecen una gran cobertura de asientos, para toda la familia. Además de su generosa capacidad, permiten diseños muy flexibles y versátiles, con configuraciones en línea, esquineras, con o son chaise longue… Todo un ‘transformer’ ideal para espacios medianos y grandes. Aquí están las claves para elegir tu sofá de 4 plazas ideal.

¿Qué sofá necesito para mi salón?

Pues contestamos con más preguntas. Y es que para dar con el sofá que cumpla con todas tus necesidades, deberás formularte las sifguientes cuestiones:

¿Cuántos somos en casa?

Adaptar las plazas de tu sofá al número de miembros de la familia será lo más adecuado. Así que, si sois 4 o más los habitantes de una casa, sin duda lo mejor será optar por un sofá de 4 plazas para que todos tengan su sitio.

¿Cuánto mide el salón?

Escoge el sofá en proporción a tu sala de estar. Su es pequeña, un sofá de tres plazas será el límite. Si faltan asientos, añade chaise longue o pufs. Pero si tu salón es mediano-grande (mide más de 30-40 m2) sin duda opta por un sofá grande de 4 plazas mínimo. Lo fundamental es que el tamaño del sofá esté acorde con las dimensiones del salón. Que no se vea ni demasiado grande, ni demasiado pequeño. Y recuerda, respeta las zonas de paso: entre la mesa de centro y el sofá debe haber 40 cm como mínimo, una distancia que nos permitirá mover las piernas cómodamente. También es importante que queden al menos 30 cm libres a cada lado del sofá, o 90 cm si se trata de una zona de paso.

¿Cuál es el estilo de vida que llevamos?

Si llevas un estilo de vida muy familiar y te encanta disfrutar del plan manta-peli, opta por un sofá amplio, como uno de 4 plazas. Si te gusta reunirte en casa con amigos y favorecer la conversación, un modelo grande en L o U propiciará momentos agradables para una comunicación fluida y confortable.

Las medidas más habituales para sofás de 4 plazas

Este tipo de sofás suelen medir entre 2,40 y 2,70 metros de largo. La altura del respaldo desde el suelo hasta la parte más alta de la estructura debería medir entre 85 y 95 cm, para mantener una postura correcta, permitiéndonos apoyar la cabeza y la espalda recta. Esto cuando el sofá está apoyado en una pared. Si se encuentra en el centro de la sala, como módulo divisor entre salón y comedor, te recomendamos respaldos bajos para no entorpecer visualmente en el conjunto (usa cojines de quita y pon para mantener la altura deseada).

La profundidad perfecta de los asientos debe ser de 90 cm como mínimo. Esto nos permite sentarnos cómodamente sin notar presión en las rodillas, con los pies en el suelo y en un ángulo de 90 grados. Los reposabrazos más cómodos suelen rondar entre los 12 y los 20 cm desde el asiento a la altura del codo.

Las formas más prácticas para sofás de 4 plazas

¿Líneas redondeadas o rectas? Dependerá del estilo que quieras darle a tu salón. Las curvas se asocian a estilos más clásicos, mientas que las rectas son ideales para salones de carácter moderno.

La distribución de los asientos dependerá de la distribución de tu salón. En línea para salones rectangulares y estrechos. En U para salas cuadradas. En L para salones rectangulares y cuadrados. Y en perpendicular (un sofá frente a otro) para salas grandes.  Los sofás chaise longue 4 plazas se recomiendan en espacios XL y permiten tumbarse a varias personas o aportar asientos extra cuando tenemos invitados. La chaise longue no debe no debe dificultarnos el paso ni generar recorridos extraños en nuestro salón. Si es pequeño, mejor opta por un puf que pueda hacer la función de apoyo para los pies.

Los colores y materiales más apropiados para un sofá de 4 plazas

Los sofás de 4 plazas son una inversión que ha de durar muchos años. Así que apuesta por la calidad y la comodidad, pero también por su versatilidad decorativa.

Al ser una pieza grande, te aconsejamos que elijas colores neutros, que encajen en cualquier ambiente, den luminosidad y transmitan amplitud. Un volumen grande en tonos oscuros se convertiría en un foco de atención demasiado intenso, dadas sus dimensiones. Blanco, gris, beige y todos los derivados de estas gamas son los colores idóneos para tu sofá de 4 plazas.

Si tienes niños o mascotas decántate por tapicerías todoterreno o con tratamiento anti-manchas, mucho más fáciles de limpiar. Los tejidos son cruciales para la resistencia y durabilidad de tu sofá. El algodón es el tejido estrella para tapizar un sofá, ya que no se deforma y aporta un plus de naturalidad. Lo mismo con el lino, que proporciona, además, un toque extra de frescura. También los encontrarás de terciopelo, extra suaves y para ambientes de tendencia, o de piel, muy elegantes pero que requieren mucho mantenimiento. La loneta aguanta bien el desgaste y no se arruga, ideal para sofás con mucho trote. Finalmente, los textiles sintéticos, como las microfibras o el poliéster, son más económicos y fáciles de limpiar.


,