,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

sofás de jardín

Contenido

  • ¿Cómo es tu exterior?
  • Consejos para elegir sofás de jardín
  • Los materiales más adecuados para sofás de jardín
  • Colores para sofás de jardín

Si escoger sofá para un salón tiene su intríngulis, hacerlo para un exterior aún puede llegar a plantearte más dudas. La ubicación condicionará no solo su tamaño y forma, sino también el material a elegir, dependiendo de si está a la intemperie o bajo un porche, por ejemplo. Antes de adentrarte a una galería de sofás de jardín, será bueno que respondas ciertas preguntas y compruebes las mejores opciones para dar con el modelo más conveniente. ¡Metámonos en un buen jardín!

¿Cómo es tu exterior?

Es la primera pregunta que deberás plantearte. ¿Balcón, patio, terraza o jardín? Dependiendo de la respuesta, deberás fijarte en unos sofás u otros:

  • Sofás para balcones: sofás como máximo de dos plazas y estrechos, con poca profundidad. Su estructura deberá ser ligera, metálica o de fibras, para no robar mucho espacio.
  • Sofás para patios y terrazas: en este caso podemos llegar a considerar sofás de tres plazas y acceder a una gama más amplia de materiales, gracias a que el espacio es más generoso y suele tener algún tipo de cubierta en las zonas de estar.
  • Sofás para jardines: aquí las opciones se disparan, ya que puedes elegir entre piezas de catálogo, de 3 o más plazas, o bien bancos de obra a medida, sobre los que poner colchonetas y cojines.

Consejos para elegir sofás de jardín

  1. Piensa en el uso que le das o le quieres dar a tu exterior. Si te encanta celebrar barbacoas con amigos y no tienes suficientes sillas, apuesta por un sofá largo o banco hecho de obra con cojines para albergar a la mayor cantidad de invitados posible. Si eres más de chill out y lectura en el jardín, tu mejor opción serán los sofás extracómodos, con reposabrazos y puffs.
  2. Apuesta por la calidad. Los sofás de jardín no suelen ser económicos, por lo que siempre es mejor gastarse un poco más, pero que el mueble te dure mucho tiempo, para amortizar la inversión.
  3. Sobre todo, que sea cómodo. Puede que su diseño te encandile, pero si no es confortable, no es tu sofá. Los sofás de jardín deben ser cómodos, funcionales, ligeros, resistentes y de fácil mantenimiento. Y, ya de paso, bonitos.
  4. Una base neutra te asegurará mayor perdurabilidad estética. Elige tanto la estructura como el tapizado en colores lisos y atemporales. Dale un aire más actual y de tendencia con los cojines y plaids, que pueden ser más atrevidos y dejarse llevar por las modas.
  5. Puede que tengas un amor a primera vista con un modelo, pero recuerda: se trata de un sofá de jardín. Su mantenimiento deberá ser fácil. Mira la composición del modelo en cuestión y verifica que se puede limpiar y mantener de un modo sencillo. Lo agradecerás.
sofá de exterior

Los materiales más adecuados para sofás de jardín

Ya hemos dicho que los sofás de jardín exigen unas condiciones de resistencia especiales, de ahí la importancia de reparar en los materiales con que estén fabricados. Te decimos cuáles son los más adecuados.

*Para las estructuras:

Madera: los sofás de jardín con estructura de madera son robustos y ofrecen una gran calidad. Eso sí, no todas las maderas son aptas para mobiliario de exterior. Teca, acacia, iroko, ipé o cedro son las que mejor resisten la humedad y los hongos. Siempre es bueno acompañarlas de un barniz protector o esmalte, para que permanezcan inalterables durante años.

Fibras naturales: los sofás de jardín de mimbre, ratán, bambú o yute son altamente resistentes al sol y la humedad, además de ofrecer una estética decorativa muy natural y acogedora. Aunque es recomendable que tengas tus sofás de jardín de fibras naturales a cubierto, para que se mantengan más y mejor.

Fibras sintéticas: ofrece la apariencia de las fibras vegetales, con la resistencia de un material sintético. Son sofás elegantes y ligeros, que pueden resultar más costosos por su calidad y longevidad.

Metal: el metal ha sido por excelencia el material ideal para los muebles de jardín, sobre todo, el hierro forjado. Pero para sofás de exterior, esta materia resulta pesada y delicada ante la oxidación. Es aquí donde entra en escena el acero inoxidable que, combinado con fibras sintéticas, ofrece diseños más ligeros y resistentes.

Aluminio: su mantenimiento es casi nulo, resulta liviano y es muy duradero, por lo que es una alternativa atractiva como estructura de sofá para jardín.

*Para los tapizados:

Han de ser todoterreno, ya que están expuestos al sol, agua y viento. Fíjate siempre en la información de la composición de los tejidos.

Lonetas de algodón y lino: son tejidos naturales resistentes y duraderos. Ofrecen un tacto y aspecto únicos, pero eso sí, elígelas si tu sofá está en un porche o terrazas cubierta, ya que su punto débil es la humedad. Opta por lonetas previamente tratadas con tratamientos hidrófugos para que sean impermeables.

Poliéster con alta resistencia UV: estas telas que se confeccionan a partir de fibras sintéticas de poliéster. No se decoloran con el sol, resisten la humedad y, por ende, el moho. Eso sí, su apariencia y textura no es natural, aunque cada vez sus acabados están más logrados.

Acrílicos teñidos: no se desgastan a la intemperie. Las fibras acrílicas se tiñen antes de ser tejidas para confeccionar las telas y por eso resisten bien una exposición solar. Además, imitan con fidelidad el aspecto y el tacto de los tejidos naturales.

Vinilos: muy resistentes al sol, al agua y a los hongos, son fáciles de limpiar, aunque no transpiran.

Colores para sofás de jardín

Blanco, estilo Ibiza. Un sofá de exterior en blanco resulta luminoso y atemporal. Escoge un tejido con tratamiento antimanchas, porque son su principal handicap.

Tonos tierra, neutros y sobrios. Grises piedra, beiges, marfil… son colores que quedan espectaculares en jardines de cualquier estilo. También son más sufridos que el blanco puro.

Colores vivos, para jardines juveniles. Ya sean en la gama pastel o bien en sus variantes más fuertes, incluir color en el exterior mediante unos cojines de sofá hará que siempre sea verano.

A rayas, para los más mediterráneos. Las rayas nunca pasan de moda, ya sean en blanco y azul, blanco y verde, blanco y amarillo… Tu jardín parecerá un hotel de 5 estrellas.

Florales, para jardines campestres. Las flores pequeñas, tipo liberty, darán un look campestre a tu exterior.


,