,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

Sofa modular marrón

Contenido

  • 12 ventajas de los sofás modulares
  • Consejos para adquirir tu sofá modular ideal
  • Posibles composiciones con sofás modulares

¿Te imaginas poder crear a antojo tu propio sofá? Los sofás modulares son un tipo de sofá que se compone de módulos independientes, los cuales puedes colocar según tus gustos y necesidades de espacio y distribución. ¡Como un puzzle que podrás crear a tu medida! Esta característica los hace especialmente versátiles, ya que permiten configuraciones únicas y poder añadir o quitar asientos fácilmente, según tus necesidades de cada momento. La personalización continua mediante la elección de materiales y acabados distintos y variados. Así, tu sofá será exclusivo.

12 ventajas de los sofás modulares

  1. Resultan más económicos que un sofá a medida, pero tienen la capacidad de adaptarse a un espacio como un guante.
  2. Son todoterreno. Con esta opción tendrás muchos sofás en uno, ya que podrás mover, añadir o quitar módulos a tu antojo, hasta crear el sofá idóneo para tu espacio y circunstancias particulares.
  3. Se adapta a cada momento de tu vida. Si la familia crece, añades un asiento. Si te mudas a un piso más pequeño, separas los módulos hasta crear la composición que se ajuste al nuevo salón. Si te has cansado de la misma distribución o vienen amigos a casa, cambias los módulos de sitio. Ofrecen una flexibilidad extraordinaria.
  4. Su comodidad. Un sofá modular puede contar con chaise longue, pufs, mesitas auxiliares o asientos reclinables para darle un plus de confort.
  5. Facilita la limpieza. Poder mover los diferentes módulos de tu sofá te permitirá limpiar los suelos de la estacia de un modo integral, gracias a que será más fácil moverlo que si fuera un sofá de una pieza. Accederás a rincones a los que es difícil llegar.
  6. Lo más habitual es que los módulos se fabriquen en distintos tamaños, de tal forma que una misma composoción se puede encontrar en diferentes medidas.
  7. El número de combinaciones posibles es casi ilimitado.
  8. Con ellos aprovecharás más y mejor los metros cuadrados. ¿Por qué? Pues gracias a su enorme funcionalidad, la cual permite dividir los diferentes módulos fácilmente y colocarlos en otro sitio. ¡Divide y vencerás!
  9. Aunque los sofás modulares se asician con un estilo moderno, podrás encontrar diferentes diseños de módulos que pueden encajar con otras corrientes decorativas.
  10.  La disposición de sus plazas, por módulos, hace que los usuarios puedan sentarse cómodamente sin molestarse entre ellos. La unión entre módulos es perfecta, a veces casi inperceptible, lo que hace que puedas tumbarte en el sofá sin notar molestas hendiduras.
  11. Si se estropea un módulo, no hará falta que cambies todo el sofá. Bastará con reemplazar la pieza que no esté bien.
  12. En caso de mudanza, será más fácil llevarte el sofá por piezas.

Consejos para adquirir tu sofá modular ideal

  • Ten en cuenta que para crear tu sofá modular tendrás que elegir entre diferentes tipos de módulos.
  • Existen los básicos, que no tienen brazos, y se integran habitualmente en medio del sofá. Sirven para alargar el mueble y establecer el número de plazas.
  • Luego los módulos con brazos, los cuales pueden añadirse en cualquiera de sus lados para que determinen el extremo del mueble por la izquierda o por la derecha.
  • El módulo rinconera se utiliza para componer un sofá en forma de L o, si es más grande, en forma de U. Esta esquinera también se puede orientar hacia la izquierda o hacia la derecha, dependiendo los espacio de tu sala de estar.
  • El módulo del chaise longue puede adaptarse y colocarse a ambos lados y, además, puede llevar o no un brazo de distintas medidas.
  • Cada módulo determinará el tamaño y la forma de tu sofá, adaptándose a las necesidades de tu hogar.

Posibles composiciones con sofás modulares

Un sofá XL: con las posibilidades que ofrecen los sofás modulares seguro que podrás crear el sofá de tus sueños. Si tu salón es grande, apuesta por un sofá esquinero, mullido y bajo, para que ocupe poco visualmente. Los tejidos, mejor en tonos neutros para no acaparar.

Un sofá modular de tres plazas: se trata del tamaño y composición más habitual en pisos urbanos. Recuerda que si escoges un sofá 3 plazas modular, el abanico de tamaño de los módulos es más flexible, por lo que la composición será en línea, sí, pero el tamaño del sofá resultante se puede adaptar a diferentes espacios.

Un sofá modular de dos plazas: los sofás modulares son aquellos que se componen a la carta, así que si tu salón es mini, juega con las posibilidades que te ofrecen este tipo de muebles y añade o quita reposabrazos, pon una chaise longue… Tu sofá 2 plazas será de todo menos aburrido.

¡Ah! Y si son desenfundables, seguro que lo agradecerás. Podrás sacar las fundas para limpiar a fondo más fácilmente. Así que, también, son más higiénicos.

Y para colores… ¡los gustos! Encontrarás sofás modulares en una amplísima gama de tonalidades. Desde los clásicos grises y beiges, que no pasan de moda, pasando por los nuevos pasteles con matices suaves, hasta colores fuertes como el terracota, verde musgo o azul marino.

Los sofás modulares se convierten así en piezas claves para la óptima distribución de un espacio y separar o unir zonas en un mismo ambiente. Sea como sea tu salón, seguro que uno de ellos encajará. Palabra de Westwing.


,