,,
31 millones de socios

¡Bienvenido al club!

  • Nuevas ventas todos los días
  • Las mejores marcas hasta el -70%
  • Exclusivo para socios.

¿Ya estás registrado?

Tazas de té

Contenido

  • Tamaños y materiales para las tazas de té
  • Los diseños que se llevan para tazas de té
  • Cómo organizar la hora del té perfecta

Tamaños y materiales para las tazas de té

Las tazas de té forman parte de un juego más grande que consta de platillos, cucharas, azucareros y teteras, conocido como servicio de té. Si bien no hay un estándar consolidado sobre los tamaños que deben tener las tazas de té, se distinguen de las tazas de café porque estas son más pequeñas (100 ml) y las tazas de leche más grandes (200 ml). Así pues, el tamaño estándar de una taza de té sería para una capacidad de unos 150 ml.

Los materiales más comunes para fabricar tazas de té son la porcelana, loza y la cerámica. Aunque cada vez más se realizan en otras materias como el vidrio o borosilicato, con la ventaja de que son transparentes y pueden distinguirse las tonalidades de los distintos tés: verde, negro, rojo…

El borosilicato, además, es un material muy resistente tanto al calor como a los golpes. Algunas tazas de té de vidrio se fabrican con doble pared para mantener el líquido a buena temperatura, sin que resulten calientes al tacto.

Tazas de té

Si te quieres llevar té a tu excursión o al exterior, hay dos opciones muy prácticas: las tazas metálicas, esmaltadas, que son irrompibles y ligeras, ideales para tomar el té en el campo, de pic nic, en el jardín o la piscina.

Por otro lado, una taza termo mantendrá el té caliente durante varias horas, son herméticas y resistentes.

Finalmente, los vasos de cartón desechables son poco resistentes y retienen poco el calor, además de generar residuos. Los vasos de bambú o plástico son reutilizables.

Si quieres prescindir de la clásica tetera, existen tazas de té con filtro y tapa, para hacer el té directamente en la taza. Al incorporar el infusor, este tipo de tazas son muy completas, todo un dos en uno. También puedes encontrar accesorios de silicona para poner alrededor de la taza (si no tiene asa) para no quemarte. 

Los diseños que se llevan para tazas de té

Conseguir unas tazas de té originales hará que tu estante de la cocina o vitrina se vean decoradas. Puedes optar por un juego de té completo y a conjunto o bien por un mix de tazas, que guarde una coherencia estética.

  1. Estilo oriental: el ritual del té japonés es toda una tradición, muy arraigada en el país del sol naciente. Los juegos de té orientales suelen ser totalmente artesanales, de cerámica o porcelana, las tazas no tienen asas (así que se sujetan con las dos manos) y sus diseños deben ser sencillos, nunca estridentes, siempre armoniosos y en concordancia a la época del año en la que se esté celebrando la reunión social. Se componen de tetera, tazas y una bandeja para servir.
  2. Estilo clásico o inglés: la otra cuna del té es Gran Bretaña. Si quieras darle un aire tradicional a tu momento té, opta por las clásicas tazas blancas de porcelana o con estampados florales, muy british.
  3. Estilo nórdico: las tazas de té en colores pastel le darán a tu decoración un toque scandi.
  4. Estilo rústico: las tazas de té en gres cerámico o loza, gruesas, en tonos tierra, conceden una estética campestre a tu alacena. Ideales para tomarte un buen té en la montaña.
  5. Estilo moderno: con letras o nombres, las tazas de té originales tienen nombre (o inicial) propio, para distinguir la pieza de cada miembro de la familia.

Cómo organizar la hora del té perfecta

Si te apetece organizar una reunión con amigos alrededor de una bonita mesa de té, aquí van algunos consejos para que sea encantadora. ¿Quedamos a las 17h?

  • Escoge una temática para tu fiesta del té. Alicia en el país de las maravillas, un jardín de flores, con aires orientales…
  • Define una paleta de colores y juega con ella. Puedes partir de un mantel blanco, de lino o algodón, y luego define tres tonos (máximo) con los cuales jugar, incorporándolos en las tazas de té, servilletas, ¡incluso en la comida!
  • Incluye un centro de flores frescas muy original, metiendo los tallos del ramo dentro de una tetera decorativa de cerámica por ejemplo.
  • Para acompañar el té, hazte con un par de fuentes de tres pisos. En una pon bocados dulces y en la otra salados.
  • Esencial: necesitarás un juego de té con suficientes tazas, platillos, cucharas y platos para todos los invitados. Después, la tetera grande y un colador de té en caso de que uses hojas de té sueltas. Una jarra para la leche y un azucarero.
  • Pon una tarjeta con el nombre de cada asistente en su lugar de asiento. Si es con una caligrafía trabajada, mejor que mejor.
  • La comida que marida bien con el té es: canapés variados al estilo inglés, panecillos con mermelada, pastas de té con mantequilla, galletas de jengibre, una tarta de manzana y un bizcocho de limón.
  • Pon en una decorativa caja de madera o cesta unas cuantas variedades de bolsitas de té para que cada uno escoja el que más le guste: frutos rojos, limón, verde, rojo, negro, blanco, con cúrcuma, etc.

,