Contenido

  • Toalleros: un elemento decorativo más
  • Tipos de toalleros

Cuando vamos a reformar un baño tenemos en cuenta todo: los azulejos, el mueble del lavabo, los detalles decorativos…Pero, ¿qué ocurre con los toalleros? Sin duda, son los grandes olvidados del baño y, sin embargo, los que más necesitamos. No podemos concebir un baño sin toallas. Por eso, si te vas a adentrar en alguna reforma, te aconsejamos siempre tener en cuenta dónde vas a incorporar las toallas. Hay toalleros de pared, de pie, para colocar tras la puerta…Un sinfín de opciones para que podamos tener a mano las toallas sin problema. En Westwing contamos con una amplia variedad de opciones para que tengas las toallas bien colocadas y con modelos que, además, decoren. ¡Mira!

Toalleros: un elemento decorativo más

Cuando hacemos decoramos el baño, tenemos en cuenta todo. Desde el dosificador de jabón, el soporte para el papel higiénico, la escobilla… ¿Y el toallero? Tenemos muy en cuenta en el baño la calidad de las toallas, pero, a veces, nos olvidamos de optar por un buen toallero. Si no contamos con un toallero que sea práctico, funcional y que además decore el baño, no nos lucirán igual las toallas. Sin embargo, es cierto, que, con el paso de los años, damos más importancia a los accesorios de baño. Tanto es así, que preferimos que guarden una armonía estética en el baño. Por este motivo, el toallero se ha convertido en un elemento decorativo más, y de gran importancia en la zona del baño. Para que puedas encontrar el que mejor se adapta al baño, te enseñamos algunos de los más usados.

Tipos de toalleros

Existen multitud de tipos de toalleros. Esto hace que tengamos la suerte de añadir el toallero que mejor nos convenga, según nuestro tipo de baño. Estos son algunos de los tipos de toalleros más populares:

Toalleros de pared

Es el tipo de toallero más común y quizás, uno de los más cómodos. No ocupa espacio y, por tanto, es perfecto para baños con menos metros. Podemos incorporar estos toalleros en multitud de rincones del baño, aunque, por lo general, se suelen añadir cerca del mueble de lavabo o de la ducha. Estos son algunos de los toalleros de pared más convencionales:

  • Toalleros con doble barra. Es un tipo de toallero de pared muy popular e ideal para baños que utilicen varias personas. La doble barra nos permite incorporar más toallas. Así, cada miembro de la familia tendrá su propia toalla.
  • Toalleros de pared mini. Los toalleros de menor tamaño son muy recomendados para baños pequeños. Se suelen utilizar, sobre todo, para colocar la toalla de mano.
  • Toalleros de pared portátiles. Esta es otra de las opciones más recurridas para baños mini. Los toalleros de pared portátiles se suelen colocar en el mueble de lavabo. La ventaja de estos toalleros es que se pueden quitar y poner cuando queramos, y sin necesidad de hacer agujeros en la pared.
  • Toalleros de pared verticales. Es una forma de colocar las toallas más originales. Además, permite colocar en un mismo soporte varias toallas y, tenerlas mejor organizadas.
  • Toalleros de pared de aro. Si nos gusta colocar las toallas en la pared, pero queremos huir de la mítica barra, nada como acudir a los aros. Además, ahora que se llevan las curvas, nos vendrá genial añadir este toque de tendencia en el baño.

Toalleros de pie

Cuando tenemos espacio en el baño, podemos acudir a los toalleros de pie. Son una opción muy recurrida y que, además, ayudan a dar un toque decorativo a la zona del baño. Esto son algunos de los toalleros de pie más populares:

  • Toalleros en forma de escalera. Es uno de nuestros toalleros favoritos. Decora mucho el baño, y además nos permite añadir bastantes toallas.
  • Toallero de pie doble. Son toalleros muy estéticos que permiten colocar hasta, al menos, dos toallas de baño.