toallero de pared

El baño es un espacio que necesita orden. Ya tengamos un baño grande o pequeño, lo importante es contar con una buena organización en este espacio. Una de las formas de conseguir orden en el baño es a través de accesorios. Uno de estos accesorios son los toalleros. Los toalleros son accesorios de baño que permiten colocar las toallas cómodamente y sin que dificulten el paso. Si contamos con pocas dimensiones en el baño, te recomendamos apostar por toalleros de pared. Son una alternativa versátil, práctica y llena de comodidad. Descubre todos los tipos de toalleros de pared y cómo sacarles el máximo partido.

¿Por qué usar toalleros de pared en el baño?

Los toalleros de pared son piezas fundamentales para el baño. Sin duda, los toalleros de pared permiten una mayor organización de este espacio de la casa. Gracias a los toalleros podemos disfrutar de más orden, y también de un rincón de la casa en paz. Además, la ventaja de los toalleros de pared es que ayudan a aprovechar todo el espacio del baño. De esta forma, si contamos con un baño pequeño, los toalleros de pared son la mejor alternativa. El único inconveniente de los toalleros de pared es que deben adherirse a la pared.

toallero de pie

Tipos de toalleros de pared

Existen multitud de toalleros de pared dependiendo de las necesidades que tengamos en el baño, y nuestro estilo decorativo. Estos son algunos de los toalleros de pared más populares:

  • Toalleros de pared pivotantes. Si contamos con poco espacio en el baño, lo mejor es optar por toalleros pivotantes. Son un tipo de toallero de pared que te permite colgar hasta cuatro toallas ocupando muy poco espacio. ¿Y si están mojadas las toallas? Pues podemos pivotar las barras para que no humedezcan el resto.
  • Con doble función. Cuando no contamos con mucho espacio en el baño, lo ideal es apostar por soluciones que sean prácticas. Pues bien, una de ellas son los toalleros de pared con doble función. Este tipo de toalleros han sido diseñados para ser colocados junto al lavabo o la ducha, y por eso incorporan, un pequeño espacio para añadir el jabón, o incluso toallas.
  • Anillas para toallas. Los toalleros de anillas no son ninguna novedad en los baños. Sin embargo, los diseños de anillas siguen siendo uno de los más deseados. Son un tipo de toallero de pared sencillo, clásico y perfecto para incorporar en cualquier tipo de baño. Encontramos anillas en multitud de materiales, desde acero inoxidables, hasta madera.
  • Percha. Es un clásico a la hora de colgar las toallas del baño. Es perfecto para baños pequeños, o incluso para sacar partido a esas esquinas algo complicadas. También podemos colgar una percha a modo de toallero en el mueble de lavabo. Esta opción nos permitirá tener a mano las toallas del baño. Aunque es cierto que, por comodidad, también podemos apostar por un toallero lateral junto al mueble del lavabo. Así no impediremos el paso y respetaremos el diseño original del mueble.