¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Puff:la guía Westwing

¿Estás buscando un elemento decorativo que le dé un toque simpático a tu salón pero que a la vez sea útil? Entonces, colocar un puff (o puf) es la solución perfecta. Se trata de una especie de bolsa de tela rígida rellena de un material blando, para que resulte fácil y cómodo sentarse sobre él. La variedad de diseños y colores hace que encontrar el puff perfecto que encaje con tu estilo y gusto sea coser y cantar.

En Westwing apostamos por la comodidad a la vez que por el diseño. Nos encantan los puffs por su funcionalidad y facilidad de transporte, ya que se trata de un accesorio muy ligero. Su utilidad no se limita al salón: también son ideales para las habitaciones infantiles y juveniles, sobre todo si elegimos un modelo muy colorido. ¡Déjate inspirar por nuestros expertos en decoración y ten un puff en cada sala!

Junto con los asientos más clásicos, tales como el sillón, el sofá, la mecedora o el sillón relax, el puff se ha convertido en una alternativa muy popular. La razón principal es que el puff es un asiento muy cómodo y agradable para sentarse gracias a un relleno que se adapta a la persona. Además, los puffs son famosos por su capacidad de adaptarse a una gran variedad de usos y son accesorios muy versátiles. Por si fuera poco, la selección de tamaños, materiales y colores es virtualmente infinita; esto los hace perfectos para decorar cualquier rincón de la casa.

Puff

Puff: formas, colores y posibilidades de uso

Prácticamente cualquier habitación y rincón de la casa son lugares ideales para colocar un puff. En el salón, los puffs son la alternativa más cómoda y flexible a los clásicos asientos tapizados o, en el caso de salones muy pequeños, incluso al sofá. En el dormitorio principal, un puff puede hacer la función de asiento adicional pero también puede hacer las veces de galán de noche, mientras que para la habitación de invitados existen modelos especiales convertibles en cama, perfectos para apartamentos con espacio limitado. En la habitación de los más pequeños es un accesorio ideal para jugar y divertirse. Puffs XXL, con forma de pera, de cojín gigante, multicolores, estampados… ¡tu imaginación es el único límite!

Materiales y relleno

¿Qué es lo que hace que un puff sea uno de los muebles más cómodos para sentarse y descansar? La clave está en el relleno del saco, compuesto por infinidad de pequeñas bolitas de poliestireno que lo hacen totalmente flexible. Estas pequeñas bolitas se adaptan a cualquier posición de la persona, ya sea sentado o tumbado. Los materiales para la funda del saco son de los más variopinto: algodón, terciopelo, pana, cuero...

Tanto si sigues fielmente los patrones del estilo rústico como si eres un moderno urbanita, hay un puff perfecto para complementar el ambiente de tus habitaciones.

Un puff para tu salón o dormitorio

Si quieres marcar la diferencia en tu casa y crear un ambiente relajado y acogedor opta por la moda del puf. Junto a tu sofá del salón podrás colocar uno o varios pufs y disfrutar de momentos de relax en buena compañía y con música de relajación de fondo.

Crea una atmósfera chill out en tu habitación y coloca un puf junto a tu cama. Un puf también quedará de maravilla en tu terraza o patio. Aprovecha la mejor oportunidad para crear tu rincón chill out con la ayuda de Westwing.

¡Regístrate gratis en la tienda online de decoración de moda!