Radiador

Radiador

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Radiador:la guía Westwing

Cuando llega el invierno y en la calle la chaqueta de entretiempo ya no es suficiente para protegernos del frío, es hora de encender el radiador y sacar nuestras prendas de abrigo del fondo del armario. Tener que ponernos más capas no significa que tengamos que dejar de lado nuestro estilo, sino todo lo contrario: el invierno es la época ideal para conjuntar. Además, existen infinidad de accesorios de invierno con los que dar un toque de color a nuestro vestuario como gorros, bufandas y guantes.

En Westwing nos encanta el invierno porque es la época del año en la que podemos pasarnos las mañanas de domingo bajo el calor de las sábanas. También nos gusta disfrutar de un espeso chocolate caliente viendo una película en casa abrigados con una manta y de una tarde tranquila horneando pasteles o magdalenas. ¡Búscale el lado positivo al invierno!

 La calefacción, el producto estrella para el calor

Además de abrigarnos con bufandas y gorros y cambiar las sábanas de verano por las de franela de invierno, lo primero que hacemos cuando comienza a hacer frío en casa es encender la calefacción para entrar en calor. A continuación te presentamos una serie de sistemas de calefacción y radiadores para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus circunstancias:

  • Calefacción central: se trata de un sistema de calefacción que administra calor por igual a todo un bloque de viviendas. Cada casa tiene instalados sus propios radiadores que están conectados a una caldera común. Para que haya calor en casa basta con abrir la llave del radiador.
  • Calderas de gas natural: es el tipo de calefacción más común en nuestro país y para instalar su sistema solo se necesitan radiadores, que pueden ser de aluminio o hierro fundido. Los radiadores de aluminio entran en calor más rápido, mientras que los radiadores de hierro fundido conservan el calor durante más tiempo.
  • Calderas de gasóleo: la instalación de este tipo de calefacción es un poco más complicada ya que requiere colocar radiadores, una chimenea y un depósito de gasóleo. Este tipo de sistema se recomienda para mantener el calor de viviendas grandes como casas de campo o las casas de los pueblos.
  • Radiadores eléctricos: se trata del tipo de radiador más rentable para viviendas en las que el consumo de calefacción sea medio o bajo. También se agrupan dentro de los radiadores eléctricos los acumuladores de calor, que consumen energía eléctrica para crear calor y conservarlo durante la noche.

Radiador

Formas de cubrir un radiador

Todos sabemos que los radiadores son elementos necesarios para mantener el calor de nuestra casa en invierno; sin embargo, se trata de productos que muchas veces no combinan con el estilo general de nuestra vivienda. Por eso, te ofrecemos una serie de trucos para disimular o cubrir tu radiador:

  • Cubre radiador: una buena manera de hacer invisible nuestro radiador es colocar una rejilla o cubre radiador sobre él. Se trata de un truco sencillo para que nuestro radiador se convierta en un elemento más de la decoración de nuestra casa.
  • Estante: otra forma de aprovechar el espacio que ocupa nuestro radiador es colocar sobre él un estante o estantería donde poder poner accesorios decorativos como plantas o marcos de fotos. En el caso de que el radiador se encuentre en el baño, podemos colocar un estante de mármol para dejar nuestras toallas o jabones mientras nos duchamos.
  • Armario: también podemos cubrir nuestro radiador con un armario o sistema de estanterías en el que colocar libros, álbumes de fotos o recuerdos y souvenirs de nuestros viajes.

Descubre de la mano de nuestros expertos en decoración de interiores trucos e ideas para hacer que tus radiadores formen parte de la decoración de tu casa. ¡Déjate inspirar por el calor en invierno!