Rallador fino

Rallador fino

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Rallador fino:la guía Westwing

Cada persona posee unas cualidades culinarias diferentes y tiene sus tácticas para sacarles partido. ¿Te gustaría mejorar las tuyas? No es necesario que te apuntes a infinidad de cursos de cocina, basta con conocer algunos pequeños trucos como, por ejemplo, dar matices y toques de sabor a tus platos. Para ello, necesitarás un rallador fino.

Un rallador fino es perfecto para conseguir una ralladura muy ligera de cualquier alimento que se precie, desde verduras hasta frutos secos o especias. Con esta ralladura aportarás todo tipo de matices a tus recetas y conseguirás que tus platos no pasen inadvertidos. Descubre las mejores ideas para aprovechar al máximo tu rallador fino con Westwing.

CREA MAGIA EN TUS PLATOS CON UN RALLADOR FINO

¿Te animas a probar nuevos sabores en tus recetas más clásicas? Un rallador fino te dará la oportunidad de probar todo tipo de  ingredientes nuevos en tus platos y es que, gracias a sus características, puedes empezar con pequeñas cantidades e ir añadiendo más según tus gustos. Atrévete a renovar tu recetario o prueba con las propuestas que te mostramos, ¡el resultado te encantará!:

  • El característico aroma de los cítricos: la naranja y el limón son frutas muy utilizadas en la cocina ya que su sabor aporta un toque único y natural a ensaladas, carnes y pescados, postres… Utiliza tu rallador fino para obtener unas finas ralladuras de limón y consigue un sabor delicioso en tus bizcochos y magdalenas. ¡Triunfarás allá donde vayas!
  • ¿Cuál es el secreto?: si quieres conseguir unos platos sabrosos y llenos de sabor, es importante que incluyas especias y condimentos en tus recetas. El rallador fino es perfecto para rallar nuez moscada, canela, jengibre… Obtendrás estos ingredientes en partículas muy pequeñas, casi en polvo, ideal para aportar sabor sin texturizar.
  • Un rebozado casero: el rallador fino es uno de los utensilios más prácticos de una cocina, ya que puedes sacar partido de los alimentos que, a simple vista, ya no sirven como, por ejemplo, el pan duro. Ralla el pan para tenerlo siempre listo y poder rebozar cómodamente los alimentos.

LA COBERTURA PERFECTA PARA TUS TARTAS

Prepara una rica tarta de chocolate y utiliza tu rallador fino para rallar una tableta de chocolate y extenderla por toda la superficie a modo de decoración. ¿El detalle final? No dudes en cortar algunas fresas frescas y colócalas en la tarta para añadir un toque de color.

En Westwing encontrarás todo lo que necesitas para decorar tu casa con un estilo único. ¡Inscríbete!