Renos de Navidad

Renos de Navidad

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Renos de Navidad:la guía Westwing

La nieve, los mazapanes, el árbol de Navidad, los regalos… Todos ellos son elementos navideños indispensables que hacen de esta época del año una de las más bonitas y entrañables del año. Pero, ¿qué pasa con los renos de Navidad? Los fieles acompañantes de Santa también se han colado en la decoración navideña de nuestra casa para acompañarnos en esos momentos tan especiales.

La decoración navideña tiene unos elementos decorativos muy característicos como son el árbol de Navidad o el portal de Belén, sin embargo, cada uno da su toque personal jugando con el resto de elementos como cintas brillantes o centros de mesa. ¿Quieres incluir algunos renos de Navidad en la decoración de tu casa? ¡Descubre nuestras propuestas!

RENOS DE NAVIDAD DE FIELTRO

Los renos de Papá Noel son los que, cada año, hacen posible que éste pueda repartir los regalos la noche del 24 de diciembre al tirar de su trineo volador. Es por esto que los renos de Navidad resultan especialmente simpáticos para los niños y se convierten en un clásico para las habitaciones infantiles. Sin embargo, hay muchas versiones de renos de Navidad y este tipo de objeto decorativo es apto para todos los espacios de tu casa.

¿Quieres hacer tus propios renos de Navidad? En Westwing queremos proponerte una idea muy sencilla pero, a la vez, tremendamente decorativa y creativa: ¡crea tus renos de Navidad de fieltro! Solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Materiales: busca fieltro de diferentes colores, los más indicados para la decoración navideña suelen ser el marrón, rojo, blanco o verde, pero puedes escoger los que más te gusten. No olvides los hilos, agujas y detalles que quieras añadir posteriormente.
  • Patrones: puedes hacer diferentes versiones de tus renos de navidad como únicamente la cabeza, un reno entero, de diferentes tamaños… busca los patrones adecuados y ¡manos a la obra!
  • Detalles finales: una vez tengas cosidas todas las partes, ¡diviértete con los detalles! Ponle una nariz roja para convertirlo en Rudolph, el famoso reno de Papá Noel, o añade unos cascabeles o una bufanda alrededor de su cuello para hacerlo más divertido. Una vez esté terminado puedes ponerlo donde más te guste: colgado del árbol de Navidad, en las puertas, a modo de cojín infantil…

RENOS PARA LAS TARDES DE INVIERNO

En las oscuras y frías tardes de invierno, lo que más apetece es quedarse en casa envuelta en una manta con una buena taza de chocolate caliente entre las manos. Para organizar una tarde navideña entretenida para los niños, busca algunos dibujos de renos de Navidad para que los pinten a su antojo. No uses solo lápices de colores, anímalos a que les pongan purpurina, lentejuelas o pequeñas ramitas. Después, cuelga los dibujos en las paredes… ¡los más pequeños se sentirán los reyes de la casa!

¿Tienes ya lista la decoración navideña para tu casa? ¿Todavía te faltan ideas? No dudes en inscribirte para acceder a todas ellas y encontrar tu inspiración.