Convierte tu casa en un spa

Un buen masaje, tratamientos de belleza y momentos de descanso… ¿quién no ha querido hacer una escapada y relajarse en un balneario? Ya que no siempre es posible, tenemos tres recetas para que crees tu propio Spa en casa. Descubre cómo hacer una bomba de baño con lavanda, refrescantes sales con lima y menta o el exfoliante corporal más dulce. Ingredientes naturales para disfrutar de una experiencia única y muy placentera.

Bomba de baño casera – burbujas al ataque

Efervescentes y aromáticas, las bombas de baño son una forma divertida y muy agradable de tomar un baño.

Necesitas:

  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de maicena
  • 1/2 taza de ácido cítrico
  • 1/2 taza de sal de epsom (o sulfato de magnesio)
  • 1 cucharadita de esencia de lavanda
  • 1 1/2 cucharadita de aceite de coco
  • 2 gotas de colorante alimentario
  • Moldes

Paso 1

Pon los ingredientes secos en un recipiente y mezcla.

Paso 2

En otro bol mezcla los ingredientes líquidos.

Paso 3

Añade poco a poco los líquidos a la mezcla seca hasta conseguir una pasta arenosa fácil de moldear.

Nuestro consejo: si no consigues la textura adecuada añade un poco de agua.

Paso 4

Pon lavanda deshidratada en el fondo del molde. Este paso es opcional, pero queda muy bien para decorar la bomba y le aporta un olor único.

Paso 5

Rellena el molde con la masa y presiona bien.

Paso 6

Repite el proceso en el otro lado y junta los moldes.

Paso 7

Deja secar 10 horas. Por fin puedes llenar la bañera.

Sales de baño aromáticas – un placer para los sentidos

Relájate en un baño de agua caliente aderezado con el aroma crujiente de limón y el frescor de la menta.

Necesitas:

  • Un tarro de cristal con cierre
  • 2 tazas de sal de Epsom (o magnesio de sulfato)
  • 5-10 gotas de esencia de menta
  • 5-10 gotas de esencia de limón
  • La ralladura de 1 lima
  • El zumo de 1 lima
  • Menta fresca

 

Paso 1

Añade la sal de magnesio a la jarra y la esencia de menta.

Paso 2

Añade la ralladura y el zumo del limón.

Paso 3

Trocea las hojas de menta fresca y añádela.

Paso 4

Mezcla todo bien y ya lo tienes.

Nuestro consejo: mantenlo tapado para que el olor y la humedad se mantengan durante más tiempo.

Exfoliante corporal natural – un dulce tratamiento

¿A quién no le gusta la maravillosa sensación de una piel suave e hidratada? Elimina las células muertas y consigue un tacto sedoso con el exfoliante corporal casero que hemos preparado para ti.

Necesitas:

  • Una jarra o tarro de cristal
  • Azúcar
  • Aceite de coco
  • Esencia de vainilla
  • Colorante alimentario rosa

 

Paso 1

Rellena 3/4 de la jarra con azúcar y 1/4 con aceite de coco.

Paso 2

Añade 5 gotas de extracto de vainilla y 2 gotas de colorante alimentario rosa.

Paso 3

Mezcla todo y ya lo tienes listo para usar.

Créditos: Westwing Home&Living

Gema Blanco

Offline