Ojo al plato

Si no sabes qué hacer con los platos que te han quedado sueltos, tenemos la solución perfecta para ti: transforma los retales de una vajilla blanca en bonitos platos decorativos para colgar de la pared y sorprende con una decoración personal y diferente. Anímate a probar esta alternativa deco y crea composiciones verticales que difícilmente pasarán inadvertidas.

Platos decorativos para colgar de la pared

  • Platos blanco de diferentes tamaños
  • Pintura para cerámica
  • Pinceles
  • Soporte para platos
  1. Empieza pintando círculos y líneas de distintos colores
  2. Cuantos más colores combines, más llamativo será el resultado
  3. Las formas geométricas siempre son una buena idea
  4. Puedes personalizar los platos con letras o símbolos para crear palabras
  5. Una vez hayas terminado de pintar, deja secar y coloca sobre un soporte para colgar en la pared
platos decorativos para la pared

Créditos: Westwing Home&Living

Gema Blanco

Offline