Aires de palacio

Piezas suntuosas se codean con muebles de corte contemporáneo en esta casa señorial del ensanche barcelonés. “Procedo de una familia de anticuarios y amo las reediciones de piezas antiguas que siempre ayudan a crear esa atmósfera glamurosa de los antiguos palacios franceses”, dice Ana Ros, decoradora y propietaria.

Rico, rico

Una librería a medida lacada en blanco recorre una de las paredes del salón. En el centro, una mesa original realizada con tablones de madera pintados contrasta con los exóticos pufs de corte marroquí y el cuadro de Riera i Aragó. Los tejidos destacan por su riqueza: piel, terciopelo y seda se reúnen para realzar el aire palaciego.

meeting

Luces de bohemia

Al llegar la noche no hay más luz que la que desprenden las arañas del techo que se reparten por toda la casa: “me gusta tener la sensación de vivir como vivían antes en los palacios”, cuenta Ana. Las molduras en el techo, las lámparas de cristal y la riqueza de los tejidos contribuyen a dar esa sensación versallesca.

comedor

Buena comunicación

Salón, comedor y cocina se comunican sin ningún tipo de obstáculo. Solo el clásico suelo hidráulico de la cocina, típico de las casas del Ensanche barcelonés, rompe la continuidad. Las paredes, blancas en su mayoría, sorprenden en algunas zonas con papeles pintados de flores.

sofa

Glamour

Alfombras animal print, mesillas de espejo, plaids de piel, piezas exclusivas como la butaca antigua… La casa rezuma glamour por todas partes. Un glamour atemperado y sereno, calmado por los blancos de la pared y la ropa de cama.

mesa

Placer real

El baño mantiene el gusto por lo señorial y palaciego. “Las griferías son las mismas griferías-cisne que puso Philippe Starck en el hotel Faena de Buenos Aires. Me encantan”, dice Ana. Una araña de cristal, el espejo veneciano y el mármol verde de la pared ratifican un estilo intencionadamente suntuoso.

cama

Lujos aprehendidos

Hay a quien le gusta rodearse de un ambiente palaciego, sin renunciar a la confortabilidad. Ana Ros ha sabido recrear un ambiente suntuoso en su casa aportando glamour y comodidad al mismo tiempo. ¿La clave? Combinar varios recursos como las piezas de anticuario que remontan siglos atrás, las obras de arte, los colores vivos, la iluminación a base de arañas de cristal con velas encendidas por la noche, los papeles pintados y las texturas ricas como el terciopelo, las sedas y las pieles.

mesa

Fotografías: Montse Garriga

“Utiliza materiales cálidos cuando las dimensiones de la casa y de las piezas que la amueblan son grandes. ”
Délia Fischer, Fundadora de Westwing

Aitana Lleonart